Posts etiquetados ‘comportamiento’

COMPORTAMIENTO EN CONEJOS

Publicado: 7 junio, 2016 en Comportamiento, Exóticos
Etiquetas:,

conejo 4Cuando adquirimos un conejo, lo primero que tenemos que saber es que los conejos son animales “presa”, por lo tanto van a actuar con miedo, por lo que poco a poco tendremos que irnos ganando su confianza. Para ello podemos seguir unos sencillos consejos:

  • Nos acercaremos a su jaula poco a poco, y siempre con algo de comida en la mano. Pondremos la comida entre los barrotes y esperaremos a que venga, llamándolo por su nombre.
  • Cuando consigamos que se acerque y coma lo que tenemos en la mano, lo intentaremos con la puerta abierta.
  • Es aconsejable que la jaula este en el suelo no sobre ningún sitio y cuando nos acerquemos no estar de pie porque podría asustarse, una buena idea es sentarnos en el suelo.
  • Poco a poco aprenderá que no eres una amenaza y cogerá confianza.
  • Dejaremos que investigue la habitación, supervisando antes que no existe nada peligroso para él.
  • Nunca debemos ir a cogerlo, sino esperar siempre a que sea él quien se acerque a nosotros.
  • Cuando se acerque debemos evitar tocarlo al principio, porque el intentara olfatearte ya que para ellos es más importante el olfato que la vista y así podrá reconocer tu olor.

conejo 2Saber lo que significan ciertos gestos también nos ayudara a entenderlos mejor:

  • Olfatear y husmear: es un signo de curiosidad frente a algo nuevo. Cuanto más rápido mueva la nariz mayor es su interés.
  • Tumbarse a tu lado: si acostumbra tumbarse a tu lado te está ofreciendo el honor de ser tu amigo.
  • Lametazos: A ellos les gusta el sabor salado de nuestra piel, pero si a menudo te lame te está mostrando un profundo afecto.
  • Rechinar los dientes y ronroneo: Este gesto nos dice que está contento y que le encantan las caricias que le hacemos.
  • Tumbarse panza arriba: si se tumba a tu lado revolcándose panza arriba te está demostrando que se siente cómodo a tu lado.

conejo1Curiosidades

  • Les gustan mucho los baños de polvo.
  • En su habitáculo deberemos tener juguetes, túneles y estructuras por donde pueda andar y esconderse, cosas para que pueda roer, tierra, alimentos y agua.
  • Podemos acostumbrarlos de pequeñitos a dar premios (zumo) con jeringuilla para que de mayores la acepten cuando tengamos que darles medicación.
  • Si es un conejo que muerde mucho las cosas, podemos darle de comer justo antes de soltarlo de su jaula para que mordisquee menos.
  • Es normal que después de jugar se derrumben.
  • Puede que cuando llegue a la madurez este más arisco, rebelde y destructor, eso se debe a las hormonas por lo que quizás debamos plantearnos la castración.
  • Le encantan los arándanos secos o las uvas pasas, podremos utilizarlos de premio!!. Siempre sin abusar de ellos.

No hay ninguna duda que poco a poco dejará que seas su amigo.

Covi Suárez Tesouro

Responsable comportamiento hospital veterinario Abros

romper1

Los perros, mordisquean muchos de los objetos que tienen a su alcance para poder recoger información sobre ellos. Esta conducta en la mayor parte de los casos es completamente normal, aunque no aceptable por muchos dueños, y está relacionada tanto con el juego y la curiosidad, especialmente en el cachorro, como con la erupción de los dientes.

romper

Normalmente un perro que destroza objetos por juego o curiosidad suele hacerlo tanto si estamos en casa con él, como si está solo.

Suelen mordisquear frecuentemente objetos fácilmente destructibles o rompibles, como papel, plástico, madera, tela, etc. Los cachorros que destrozan cosas para entretenerse no suelen romper las puertas de la casa, ya que la necesidad del perro no es salir de ella para seguir a su dueño y reunirse con él, como ocurre en muchos casos de ansiedad por separación, sino que lo único que pretende es jugar. 

romper2El morder objetos suele aparecer más en cachorros o en animales jóvenes, ya que las necesidades de ejercicio, juego y estimulación suelen ser mayores en ellos. Normalmente la peor edad suele ser la comprendida entre los seis y los diez o doce meses de edad. Además, los perros pertenecientes a razas muy activas y que tienen una alta necesidad de exploración oral, como los cobradores (Labrador y Golden Retriever), otras razas de caza (Beagle, Podenco, etc.) y perros nórdicos (Husky) son los más predispuestos a cometer estas fechorías en la vivienda.

romper3Si los destrozos empiezan a producirse en perros de más de un año de edad, muchas veces lo que ocurre es que hemos reducido mucho la cantidad de juego y/o ejercicio que le proporcionamos al perro en comparación con lo que hacíamos cuando era cachorro. 

Los perros, aunque se hayan hecho ya mayores siguen necesitando que se les siga paseando mucho, que se les deje oler cosas y que se les permita jugar con otros perros o con nosotros en diferentes momentos.

Debemos pensar que nuestras mascotas nunca actúan por rencor o venganza, NUNCA. El hecho de que el animal destroce cosas, especialmente cuando se queda solo en casa, no obedece a que quiera vengarse por haberle dejado allí. Lo que ocurre es que el perro aprende que cuando su dueño no está, no hay nadie que le castigue por hacer esos destrozos y además… ¡es muy divertido!

Por tanto, no debemos castigar nunca al cachorro por esos desastres. Si lo hacemos, sólo provocaremos que nos tenga miedo, que se frustre y tenga ansiedad.

romper 5

 

Covadonga Suárez Tesouro,

Auxiliar comportamiento Hospital veterinario Abros

Muchos de los transtornos digestivos en conejos, cobayas y chinchillas están relacionados con la dieta y solo unos pocos por patógenos entéricos. Comenzaremos explicando el funcionamiento de este sistema digestivo, para entender por qué resulta un problema tan grave el que nuestro animal deje de comer.

cecotrofos

Cecotrofos

Estos animales son herbívoros estrictos, cuyo sistema digestivo está adaptado a la ingestión de una dieta muy rica en fibra. La digestión en el estómago e intestino delgado es similar al resto de los animales monogástricos, y la comida que alcanza el intestino grueso está principalmente compuesta de fibra que no puede ser fragmentada por las enzimas digestivas del estómago e intestino delgado. Además, tienen la capacidad de separar partículas de fibras grandes de las pequeñas en el colon proximal. Las pequeñas partículas y las grandes no digeridas se envían simultáneamente en direcciones opuestas.  Las partículas grandes de fibra no digerida pasan distálmente y son excretadas en forma de heces duras. Las partículas pequeñas son enviadas en una dirección retrógrada hasta el ciego donde sufren fermentación bacteriana. Esto resulta en ácidos grasos volátiles que se absorben como una fuente de energía. El resultado de la fermentación bacteriana en el ciego es una pasta fina que contiene aminoácidos, vitaminas, enzimas, microorganismos y ácidos grasos volátiles.

Por otro lado, el colon tiene una función doble. La mayoría del día mezcla y separa el alimento, simultáneamente enviando las partículas no digestibles hacia el ano, y las fermentables hacia el ciego. Periódicamente, la motilidad del colon proximal se altera completamente, y el contenido fecal pastoso se dirige hacia el colon para ser expulsado como contenido fecal blando, más conocido como cecotrofos.  La producción de cecotrofos sigue un ritmo diurno, la mayoría de estos animales los producen durante la mañana y la tarde, sobre unas 4 horas después de comer; éstos se vuelven a ingerir directamente del ano, para ser digeridos en el estómago e intestino delgado, como una fuente adicional de nutrientes. La naturaleza del contenido intestinal, actividad muscular, tiempo de tránsito e intercambio de agua y electrolitos se relacionan con el tipo de heces que pasan a través del colon.

IMG_20150824_141323

Debido a estas particularidades de su sistema digestivo, la fibra resulta indispensable para la correcta motilidad del ciego y colon. Por ello, las dietas bajas en fibra pueden originar hipomotilidad con la consiguiente proliferación de bacterias de la flora intestinal que pueden provocar problemas de enterotoxemia.

Radiografía de cobaya que presenta gas en estómago debido a hipomotilidad digestiva

Radiografía de cobaya que presenta gas en estómago debido a hipomotilidad digestiva

El éstasis digestivo es un proceso muy común en estos animales de compañía.

Cuando la motilidad intestinal está enlentecida, el estómago y el ciego no vacían de forma adecuada y su contenido queda deshidratado parcialmente. Esto conlleva un cuadro de anorexia que agrava la baja motilidad, llegando a un éstasis total del aparato digestivo. Este hecho, produce además la acumulación de pelo procedente del acicalamiento constante, sobre todo durante las mudas (tricobezoares). La falta de motilidad intestinal produce una retención del contenido en estómago o ciego, alteración de la absorción de glucosa, reducción del aporte de nutrientes y desequilibrios electrolíticos, pudiendo desencadenar en una situación fatal de enterotoxemia, lipidosis hepática, o incluso riesgo de ruptura gástrica o intestinal con una consecuente peritonitis.  El principal motivo de consulta suele ser una disminución de la ingesta de alimentos, las heces duras son más pequeñas de lo normal, apatía…

 Acúmulo de alimento en estómado y leve presencia de gas en ciego de un conejo.

Acúmulo de alimento en estómado y leve presencia de gas en ciego de un conejo.

Las causas de la aparición de este tipo de patologías gástricas son todas las derivadas de un déficit alimentario (anorexia), dietas carentes en fibra o con excesivos carbohidratos, problemas dentales, estrés, inactividad, dolor por otras afecciones, ingesta de pelos o enterotoxemia. Además de la historia clínica, es de gran ayuda la realización de ténicas de diagnóstico por imagen (radiografía o ecografía), para detectar alteraciones relacionadas con el éstasis digestivo y descartar otras causas de obstrucción, así como analíticas para evaluar la función de los órganos que se pueden ver afectados .

Grave distensión por gas en tracto intestinal en un conejo enano con éstasis digestivo y enterotoxemia asociada

Grave distensión por gas en tracto intestinal en un conejo enano con éstasis digestivo y enterotoxemia asociada

El tratamiento de esta condición consiste en la rehidratación del paciente y de su contenido estomacal con un adecuado soporte nutricional. También es importante la utilización de los fármacos adecuados para estimular la motilidad intestinal y para prevenir otras alteraciones derivadas de esta situación (enterotoxemia, ulceración gástrica, etc.) como procinéticos, antibióticos, analgésicos, o antiespumantes.

Deborah García Martinez

Especialista especies exóticas Hospital veterinario Abros

Se define coprofagia como la ingestión de heces del mismo animal u otros.

El único comportamiento coprofágico que se puede considerar “normal” es la ingestión de heces de los cachorros por parte de su madre, desde su nacimiento hasta aproximadamente las 3 semanas de vida, para mantener limpia la zona donde se encuentran.

coprofagia canina

Algunas posibles causas son:

  • De comportamiento
    • Zona donde se encuentran habitualmente demasiado sucia.
    • Respuesta al castigo por defecar en lugares inapropiados.
    • Condiciones estresantes como cambios repentinos del ambiente.
    • Disponibilidad de mucho tiempo sin juegos o con baja actividad.
  • Médicas:
    • Insuficiencia pancreática exocrina (es la más frecuente).
    • Hiperadenocorticismo, administración de corticoides exógenos,
    • Síndrome de malabsorción intestinal, parasitismo intestinal,
    • Diabetes mellitus,
    • Hipertiroidismo (estas en menor medida).

Para iniciar un tratamiento, primeramente como en cualquier problema de comportamiento, debemos descartar las causas médicas y luego aplicar las conductuales.

coprofagia-cachorros

Se puede:

  • Mantener lo más limpia posible la zona donde se encuentra el perro.
  • Si lo pillamos realizando el comportamiento reñirle, pero tiene que ser de manera inmediata, sino perdería eficacia y lo puede asociar con otro hecho.
  • Crear aversión a la materia fecal haciéndola desagradable al gusto, rociándola con algún tipo de picante por ejemplo.

Covi Suarez Tesouro

Responsable comportamiento canino y felino

Hospital veterinario Abros

Una estereotipia se define, como una conducta repetitiva realizada de forma invariable y carente de función.

Dermatitis acral por lamido

estereotipia

Tail chasing

Algunos ejemplos en perros son:
• Persecución y mutilación de la cola (Tail-Chasing)
• Andar en círculos (Circling)
• Lesión por lamido, normalmente en la zona anterior al carpo (Dermatitis acral por lamido)
• Ladridos constantes
• Perseguir sombras, reflejos, moscas…

 

Se pueden dividir en dos categorías:
– Estereotipias por causa orgánica.
Hay enfermedades y problemas físicos que pueden generar estereotipias y que son de diagnostico muy complicado.
Problemas neurológicos y alteraciones del mecanismo de neurotrasmisores como la serotonina (aunque esta última no está muy claro), podrían ser algunos ejemplos.

– Estereotipias por causa no orgánica.

1 – Potenciación: Se pudo reforzar alguna de estas conductas sin querer, en cuyo caso debemos identificar los refuerzos y eliminarlos.
2 – Necesidad de ejercicio: el perro necesita una actividad física diaria.
3 – Entorno pobre en estímulos: deberemos mantener una rutina diaria de juegos, paseos,… para una buena calidad de vida de nuestro perro. Si no lo estimulamos, podrá ser que estemos creándole ansiedad y frustración. Es también muy aconsejable el uso de juguetes interactivos.
4 – Ansiedad: Si no somos capaces de cubrir las necesidades básicas de nuestro perro, el perro se frutará y podrá comenzar a hacer este tipo de conductas.

Las estereotipias pueden aparecer a cualquier edad e igualmente en machos que en hembras.
Su tratamiento es complicado, además de un tratamiento farmacológico es necesario una terapia, y sin duda, la complicidad del dueño.

Covi Suarez Tesouro
Responsable comportamiento canino y felino
Hospital veterinario Abros

– DURANTE EL EMBARAZO

  • Antes de que el bebé llegue, tenemos que acostumbrar al perro a un horario realista y que podamos mantener una vez este el niño en casa. Empezaremos a dar de comer y a dar los paseos a los horas que podamos hacerlo cuando el bebé este presente. Este horario puede ser muy distinto al actual por lo que es mejor comenzar ya para el que el perro no sufra todos los cambios a la vez.
  • Debemos incluir en este horario 5-10 minutos de atención solo para el perro. Una o dos veces al día. Podemos aprovechar para acariciarlo, cepillarlo, jugar con sus juguetes….En la medida de lo posible deberá a ser a la misma hora y debemos asegurarnos que podremos mantenerlo una vez llegado el niño.
  • Antes de que el bebe llegue debemos dejarlo entrar en la habitación que tengamos preparada para él. No podemos dejarlo fuera de la habitación del bebé todo el tiempo, los olores nuevos lo atraerán y debe acostumbrarse a ellos lo antes posible. Es una buena idea comprar las lociones, el talco, los pañales y que el perro pueda empezar a olor poco a poco todo eso.
  • No podemos dejar subir ni tumbarse al perro en ningún mueble del niño, y si lo hace debamos corregirlo.

99945575

2 – LA LLEGADA DEL BEBÉ

  • Mientras el bebe está en la clínica :
    • No dejaremos al perro solo por completo
    • Al ir a casa llevar alguna toalla o paño con el olor al niño. Jugar con el perro, darle premios y acariciarlo mientras le mostramos la toalla, así el perro va a asociar el olor al bebé con experiencias agradables.
  • La llegada a casa :
    • El perro se mostrara curioso ante la llegada del bebé. Es importante actuar de forma que el perro investigue al nuevo miembro de la familia y al mismo tiempo evitar que pueda sin querer hacerle daño.
    • Es bueno a veces que alguien saque al perro a pasear mientras el niño y su madre llegan a casa. De este modo conseguimos dos beneficios importantes : la madre podrá instalarse en casa sin tener que estar pendiente de las reacciones del perro y evitaremos el desbordamiento que puede suponer la llagada de la clínica.

perros 2

  • El primer contacto :
    • Es muy importante intentar actuar de la forma más relajada posible. De lo contrario podemos trasmitir nuestra excitación al perro.
    • No debemos castigar al perro por querer investigar al bebé, si lo hacemos el perro puede empezar a asociar la presencia del niño como algo negativo.
    • Debemos dejar que el perro se acerque al bebe´, con calma, podemos ir distrayendo su atención con algún premio.
    • Si el perro es de raza grande o muy nervioso una buena idea es mantenerlo sujeto con la correa de paseo hasta que su ímpetu por oler al niño se reduzca.
    • Si el perro se acerca al bebe y lo huele de una forma tranquila, debemos premiarlo con caricias y palabras suaves.
    • Es importante no forzar la interacción entre el perro y el niño y permitir que el contacto se lleve a cabo de forma gradual.
    • No debemos dejar al perro y al bebe juntos ni un instante sin nuestra supervisión. El perro podría sin querer hacerle daño al niño, por ejemplo, apoyando las patas y volcando la cuna.

perro 3

3 – LAS VISITAS

  • Debamos intentar que las personas que vienen a casa la hagan un poquito de caso al perro. Puede ser algo como darle una golosina, lanzarle un par de veces la pelota y acariciarlo de vez en cuando.

4 –  “LOS CELOS

  • ¿Por qué aparecen los celos?

La llegada de un bebe suele absorber gran parte de nuestro tiempo. Los ratos en que estamos mas tranquilos, por ejemplo en los que el niño duerme, solemos aprovecharlos para jugar y prestarle atención a nuestro perro. Así intentamos que el perro no se sienta desplazado. Sin embargo, los perros no siempre interpretan las cosas de la misma forma que nosotros. Ante la forma anterior de actuar la interpretación del perro va a ser tan sencilla y tan lógica como la siguiente:

  • Cuando esta el niño delante a mi no me hacen apenas caso
  • Cuando el niño no está vuelvo a recuperar la atención de mis dueños.

En el momento en el que el perro llega a esta conclusión, empieza a ver al bebe como un competidor y los celos pueden no tardar en aparecer. ¿Cómo evitar los celos?

  • Si el niño está presente debemos, en la medida de lo posible, prestarle atención también al perro. Todos los juegos, caricias y golosinas deben ser entregadas en la presencia del niño.
  • Si el niño no está presente, debemos reducir las caricias y atenciones que recibe el perro.

Por lo que el aprendizaje del perro ahora será :

. Cuando esta el niño delante me hacen caso y me divierto como siempre.

. Cuando el niño desaparece me aburro y ellos me ignoran.

5 – LA EDUCACIÓN DEL NIÑO perro-y-bebe

  • Con el tiempo será el niño el que buscara el contacto con el perro. En muchas cosas, el niño trata al perro como a un juguete mas y no es consciente de que el animal puede sentir dolor.
  • El objetivo de los padres es enseñarle al niño que el perro no es un juguete y que estirarle las orejas, el pelo o la cola puede no ser la mejor forma de relacionarse con él.

6 – LAS SEÑALES DE ALARMA

  • Estas normas son validas para perros de cualquier raza, sexo y edad, que no presenten un problema previo de comportamiento.
  • Algunas conductas mostradas por el perro pueden no ser compatibles para la convivencia con un niño. Debemos tener cuidado si alguna de estas preguntas resulta afirmativa:
  • ¿El perro gruñe o enseña los dientes cuando alguien de casa lo toca mientras come o tiene un objeto en la boca?
  • ¿Gruñe o enseña los dientes si lo quieren echar del lugar donde descansa?
  • ¿Gruñe o enseña los dientes al querer cepillarlo o bañarlo?
  • ¿gruñe o enseña los dientes al sujetarlo o intentar moverlo?
  • ¿Gruñe o enseña los dientes a las personas que no son de la familia, en casa o en la calle?

thRESUMEN

  • Realizar los preparativos con antelación.
  • Actuar con calma
  • Presentar el niño al perro de forma gradual
  • Supervisar a ambos en todo momento
  • Conseguir que el perro relacione la presencia del niño con cosas positivas.

Covi Suarez Tesouro

Responsable comportamiento canino y felino

Hospital veterinario Abros

 

 

Los perros se han convertido en excelentes animales de compañía para el hombre gracias a la facilidad que establecen fuertes vínculos con las personas. Esta importante característica hace que este sea una mascota ideal y a la vez puede llegar a ser la raíz de uno de los problemas más frecuentes en la conducta del perro: la ansiedad por separación.

Tratamiento-de-la-ansiedad-por-separación-en-perros1

Podemos definir la ansiedad por separación como un miedo o aversión que experimenta el animal ante la falta del propietario.

sad_dog_window-HeddaGjerpen-iStockLa ansiedad por separación puede ocurrir cuando un perro acostumbrado a la compañía humana constante se le deja solo por primera vez, después de un intervalo largo, tal como vacaciones, durante  el cual el dueño y el perro están juntos constantemente, después de una situación traumática (desde el punto de vista del perro) tal como un periodo de tiempo pasado en un refugio o en una perrera y también después de un cambio en la rutina o estructura de la familia (tal como alguien que se va a la universidad, un cambio en el horario de trabajo, la mudanza a una casa nueva, o una mascota o persona nueva en casa.)

Dependencia excesiva del perro hacia su amo

Dependencia excesiva del perro hacia su amo

Las manifestaciones más corrientes de la ansiedad por separación son los ladridos, la eliminación inadecuada y la conducta destructiva durante la ausencia del propietario. Los perros aprenden a asociar actividades especificas relacionadas con la salida del propietario: ponerse los zapatos, coger las llaves, etc.…, de manera que algunos de ellos comienzan a manifestar ansiedad antes de la salida del dueño, con temblores, jadeo o bien bajando las orejas y cola, adquiriendo un aspecto deprimido. Cuando se quedan solos, algunos perros deambulan de habitación en habitación buscando a su dueño, temblando y gimiendo. La ansiedad por separación se puede manifestar también por el rascado de puertas y ventanas, al intentar seguir al propietario. Algunos animales orinan y defecan cerca de las puertas o en la cama de su dueño. También es muy frecuente que ladren durante largos periodos de tiempo.

Por lo general la ansiedad por separación es un problema que se detecta cuando ocasiona molestias al propietario. Hasta ese momento, el animal puede llevar semanas e incluso meses sufriendo.

No ayudara a corregir el problema castigar al perro después de regresar a casa, esto puede aumentar su ansiedad ni tampoco conseguir otra mascota como compañero ya que su ansiedad es el resultado de la separación con su dueño ni tampoco lo arreglaremos encerrándolo en una jaula, esto empeorara la situación.

Y como consejo final, os recomiendo que si sospecháis que vuestra mascota pueda estar sufriendo alguno de estos síntomas, acudáis a vuestro veterinario para poder arreglar el problema y así la vida de vuestra mascota sea más feliz

 

 

Covi Suarez Tesouro

Responsable comportamiento canino y felino

Hospital veterinario Abros

 

La conducta de montar no suele ser, generalmente, agradable para los propietarios. Normalmente suele asociarse a cuestiones sexuales o de jerarquía. Sin embargo, esta conducta depende principalmente de tres motivos : el contexto, el estado emocional del perro y su fisiología.

  • Si pensamos en el contexto, tanto machos como hembras pueden montar en distintas situaciones que requieren un desahogo energético, siendo sus objetivos otros perros, otros animales, personas o incluso objetos.
  • En cuanto al estado emocional, cuando se disponen a montar se asocia a excitación, sobreestimulación, juego, estrés, conductas de confort…
  • Las hormonas también influyen a la hora de que un animal pueda tener predisposición a montar. La testosterona juega un papel importante, los machos castrados tienen menos tendencia a montar, y las hembras esterilizadas pueden aumentar su tendencia a montar debido a la supresión de estrógenos y la influencia de la hipófisis.

Importante recordar que esta conducta es aprendida desde cachorro y consolidada también por ser autosatisfactoria.

Por todo esto, que un perro monte es natural y no un problema de conducta. Aunque algunos perros pueden convertirlo en un hábito compulsivo que deteriore si convivencia con un grupo social o la relación con otros perros.

 

¿Qué se puede hacer?

Si el perro necesita dar salida a su actividad: proporcionarle estimulación física y mental, sin sobreestimularse.

  • Si se encuentra ansioso por una situación concreta, como visitas…. Hay que buscar la forma de incrementar su calma en esoso momentos.
  • Si se comporta de un modo rudo e insistente con otros perros y mascotas : trabajaremos la llamada y loa realización de comportamientos alternativos.

Nuestro tiempo de reacción para redirigir al perro es vital para evitar montas indeseadas.

 

 

Covi Suarez Tesouro

Responsable comportamiento canino y felino

Hospital veterinario Abros

 

 

Cuando un gato nos amenaza con un gesto de mordernos, o acaba por hacerlo, generalmente es porque hemos hecho algo que le desagrada, de ahí que el animal reaccione con molestia. Cuando acariciemos a nuestro gato debemos fijarnos en cómo reacciona. No siempre se sienten cómodos ante todas nuestras muestras de afecto, a algunos por ejemplo le molesta que le acaricien la cola, a otros la barriga….muchas veces esas caricias “molestas” acaban en mordiscos.

Opta por usar juguetes para jugar con tu gato y no utilizar las manos ni los pies.

Cuando el gato nos muerde en medio del juego, nuestra reacción natural es apartar la mano rápidamente, pero esta señal puede indicarle al gato que estamos jugando, por lo que irá directamente a nosotros para seguir divirtiéndose. La reacción adecuada debe ser apartar lentamente la mano y darle un pequeño empujoncito al gato diciéndolo NO de forma enérgica. Otra alternativa es cogerle por el pellejo del cuello mientras le dices NO, esta es la forma en que las madres disciplinan a los cachorros cuando crecen junto a ellas.

Si estas en el sofá y se sube a tu regazo y no admite ninguna caricia sino que muerde sin más, al menor signo de cabreo debemos levantarnos para que el gato caiga y así conseguir echarlo de nuestro regazo sin tocarlo, en esta situación no se debe empujar ni alzar con la mano, podría enfadarse más.

Si puedes predecir cuando está a punto de morderte o arañarte puedes hacer tres cosas:

  • Sacarlo y colocarlo en el rascador.
  • Entregarle un ratón o juguete con olor a catnip.
  • Alejar al gato y dejarlo solo.

Evitar calmar al gato después de morder o arañar.

Usar FELIWAY

Estos comportamientos pueden ser causados por:

  • Auto-defensa: morder y arañar son la mejor forma de defensa de los gatos. Si tú lastimas accidentalmente a tu gato sentándote en la cola, lo más probable es que intente morderte o arañarte, sin pensarlo. No lo está haciendo por ser malo contigo, simplemente está diciendo ¡auh, eso me ha dolido! No le des un azote ni lo rocíes con agua si esta es la razón por la que te ha arañado o mordido, simple pero firmemente dile “no”.
  • Agresión: Tu gato está tratando de ser el gato superior del hogar. Puedes castrarlo, para que puedas asumir el papel dominante.
  • Estrés: (ruido, cambio de ambiente, gente enfadada, etc.) Tu gato recoge todas las emociones y no le gustan los cambios. La mejor respuesta es restablecer la calma y tener una atmosfera establecida. Baja el volumen de la televisión, pídele a los niños que sean menos ruidosos si están cerca del gato, y si alguien está enfadado pídelo que llore o grite en un lugar lejos del gato.
  • Demasiada excitación: los gatitos son juguetones pero algunas veces se emocionan demasiado y pueden morder o arañar como resultado del juego. No es algo agradable y debe ser detenido desviando la atención del gato hacia un rascador o hacia un juguete.
  • Miedo de ser maltratado: si los niños u otros han estado jugando ruidosamente, el crecerá lleno de miedo de ser cogido para jugar con él y puede responder mordiendo o arañando. Hay que supervisar el modo de jugar con él y aconsejar como hacerlo.
  • Enfermedad: Algunas veces morder o arañar es una respuesta del gato porque se siente enfermo y tiene miedo de ser tocado o de que se le acerquen. En este caso, si sospechas que tiene una enfermedad hay que llevarlo al veterinario.
  • Edad: un gato más viejo y que se ha convertido en más frágil con el tiempo y puede resentir que lo cojan o que lo acaricien y podría morder o arañar para tener un poco de paz.

 

Covi Suarez Tesouro

Responsable comportamiento canino y felino

Hospital veterinario Abros

 

Hay algunos gatos que son muy cariñosos y demandan constantemente caricias y compañía, pero lo normal es que el gato se aísle de vez en cuando y quiera su ratito de intimidad. Si queremos tener un buena relación con nuestro gato, debemos aprender cuales son los momentos para jugar y caricias y cuáles son los momentos en que debes dejarlo tranquilo. Cuando los abrazamos, los cogemos y le damos cariño, a veces les agobiamos demasiado y para ellos puede convertirse en una situación estresante de la que solo piensan en huir. Esto es muy importante que lo sepan todos los miembros de la familia con la que va a convivir el gato, sobre todo si hay niños en casa, para que su relación con el gatito sea pacifica y respetuosa. El grado de tolerancia al contacto lo marca él, no nosotros y debemos respetarlo.

¿Cómo y cuándo puedo cogerlo?

Cuando el gato es pequeñito, es importante que practiques a manipularlo muy suavemente y sin agobiarlo, siempre en el momento que esté tranquilo, nunca cuando está jugando. Puedes cogerlo suavemente y ponerlo sobre ti para luego no retenerle y dejarle marchar, jugar con él hasta conseguir que siga jugando sobre tus piernas sin cogerle. Los momentos de juego y nervios son para descargar energía, si en ese momento intentamos cogerlo en brazos o manipularlo se sentirá oprimido o puede que le asustemos y salga corriendo, se sentirá incómodo. Sin embargo si lo hacemos en momento en que está tranquilo, lo tomará como algo agradable.

Tenemos que tener cuidado de no hacerle daño a la hora de manipularlo, porque si al cogerlo lo lastimamos, podemos originar que para él sea traumático y crezca con miedo a que lo cojan. Acariciadle suavemente e ir tocándole las orejitas, las patas, el lomo, la barriga….mientras come o duerme, siempre y cuando él se deje y no parezca un castigo ni una imposición. Si lo acostumbramos, esto  nos ayudara que cuando lo llevemos al veterinario sea menos traumático cuando tengan que mirarle oídos, sacarle sangre en las patitas…

Podemos practicar también, para que el gatito confíe en nosotros, cuando lo tengamos en brazos y lo queramos soltar, lo llevaremos siempre hasta el suelo y lo dejaremos ahí, en vez de soltarlo desde una distancia demasiado alta que podemos correr el riesgo que se haga daño y asustarse.

Si le dejamos en el suelo y le permitimos bajar de nuestros brazos de forma muy suave, lo entenderá como algo positivo. Debemos tener en cuenta que una correcta manipulación puede hacer de un gato un animal mas cariñoso y confiado, pero si lo manipulamos mal o le hacemos daño, el resultado será un gato muy miedoso y asustado.

Momentos para caricias

Los gatos tienen un momento para todo y sin duda conseguiremos una mejor relación con él si conocemos estos momentos y los respetamos. Si el gato está muy activo dale juego, hazle saltar y correr, cazar algún juguete o premio, pero no intentes en estos momentos cogerle o pretender que quiere estar en tus brazos, ¡es el momento de disfrutar jugando!

Los momentos para caricias son cuando el gato está tranquilo, o cuando viene hacia nosotros pidiendo caricias, le acariciamos y nos responde con ronroneos o nos pide más caricias. Pero si empieza a mover la punta del rabo o el rabo entero y echa las orejas hacia atrás, cesa el contacto y déjale tranquilo. Te está diciendo que no está cómodo. Si no respetamos esta señal para dejarle tranquilo, puede ser que pase a la siguiente señal que será un mordisco y marcharse, y sin duda será culpa nuestra, ¡él avisó!

Si vemos que no quiere caricias ni tampoco esta receptivo al juego, entonces le dejaremos tranquilo hasta que él quiera.

¿Son efectivos los castigos?

Nadie es merecedor de un castigo y mucho menos un animal, porque cualquier cosa que haga, carece de intención, ni buena ni mala. Por esta razón si nuestro gato presenta algún problema de comportamiento, lo más normal es que se encuentre mal, o tenga demasiado estrés, por ejemplo, como cuando comienza a orinar fuera de su arenero o comienza a agredirnos. En ningún caso el castigo resuelve un problema sino que siempre lo empeora. Los gatos no necesitan castigos para aprender. Los gatos no entienden de castigos, se sienten agredidos.

Lo primero debemos comprender cuales son los comportamientos naturales de los gatos para así saber si real mente es un problema de comportamiento o es algo en lo que no podemos intervenir. Por ejemplo, no podemos castigar a nuestro gato  porque se suba encima de las mesas o estanterías, que arañe el sofá o nos robe comida, estos comportamiento son naturales del gato y hay que comprenderlos y en según qué casos poner soluciones naturales para él.

Los gatos son cazadores y presas a la vez. En las alturas comen y descansan sin ser molestados y sin sentirse amenazados hacen vida en las alturas, por lo tanto ¿Cómo vamos a hacerle entender a un gato que no puede subirse a ninguna parte? Si el gato araña el sofá probablemente es porque no tengamos un buen rascador, o quizás no esté en el lugar correcto, entre otras cosas. Y si nos roba la comida la próxima vez tendremos más cuidado de no dejarla a la vista.

Si aplicamos un castigo, sea cual sea, a cualquier comportamiento natural, crearemos en el gato miedo y frustración, en vez  de comprensión y educación.

Mi gato es tímido y se asusta.

Si resulta que tu gato tiene mucho miedo y permanece escondido, intenta sacarle de esta situación “sobornándole”: comida irresistible o juego, algo positivo que haga que salga por sí solo, no al a fuerza. No le agobies, dale tiempo, espacio y enséñale que no eres una  amenaza para él: no vayas hacia el de frente, sino de lado y por un lateral, agáchate para manipularlo, pestañéale despacio mientras lo miras y evita mirarle fijamente.

Covi Suarez Tesouro

Responsable comportamiento canino y felino

Hospital veterinario Abros

 

 

 

¿PORQUE HACE SUS NECESIDADES EN CASA?

             En la mayoría de las ocasiones, el animal ha aprendido a eliminar  en la calle, pero mantiene la conducta también en casa. En otras ocasiones el perro lo hace todo en casa, sin que salir de paseo suponga una motivación para “aliviarse”.

defecación adecuada

Existen múltiples causas por las que el perro puede presentar esta conducta indeseable o problemática. Las tres causas más habituales son:

  1. Que el animal no haya adquirido un aprendizaje correcto de la conducta de evacuación.
  2. Que el perro marque con orina en la vivienda.
  3. Que el animal se angustie y presente ansiedad cuando se le deja solo en casa.

Otras causas por las que el perro puede orinar y/o defecar en la vivienda son: un problema de miedo o fobia a los ruidos fuertes(como petardos, tormentas, etc.), al entorno urbano o las multitudes, un exceso de excitación al recibir a los dueños o las visitas o una conducta de sumisión exagerada.

       ¿Cómo puedo saber por qué lo hace mi perro?

Cada una de las causas que se acaban de mencionar que provocan que un perro haga sus necesidades en la vivienda, presentan una serie de características específicas que hacen que se puedan distinguir con relativa facilidad unas de otras. Así, si nos referimos a las tres más habituales, por ejemplo: Cuando el perro no ha aprendido a hacer sus necesidades en la calle correctamente lo que suele observarse es que el perro orina o defeca o ambas cosas, tanto cuando el dueño está en casa como cuando se queda solo. Además, las cantidades de orina que el dueño puede ver son en general bastante grandes, ya que lo que el perro está haciendo es evacuar completamente su vejiga. Por último, suelen hacerlo en un lugar específico de la casa, como puede ser la cocina, la terraza, etc. Es muy habitual que los perros que no han aprendido correctamente a hacer sus necesidades en el lugar apropiado, suelan hacerlo por la noche cuando los dueños duermen. 

Marcaje con orina en un árbol. Busca orinar lo mas arriba posible para "parecer" más grande.

Marcaje con orina en un árbol. Busca orinar lo mas arriba posible para “parecer” más grande.

En el caso de que el perro esté marcando con orina, nunca se ve que el perro defeque en casa. Es decir, es un problema que sólo afecta a la emisión de orina. Normalmente el perro realiza este comportamiento levantando la pata y apoyándose sobre algún objeto vertical (la pata de una mesa, un paragüero, una maceta, las cortinas, etc.). Así mismo, la cantidad de orina que el dueño ve suele ser pequeña, incluso sólo unas gotas, ya que la función de esta conducta es “mandar” un mensaje a otros individuos (los dueños, otros perros, una perra en celo, etc.), no eliminar desechos. Lo habitual es que el animal marque en muchos sitios de la casa y que lo hagan, sobre todo, los machos sin castrar, ya que es una conducta que depende directamente de las hormonas sexuales masculinas.

Si un animal tiene un problema de ansiedad cuando se queda solo en casa (denominado ansiedad por separación), lo que el dueño observará es que el perro nunca hace sus necesidades si él está presente. La conducta inapropiada aparecerá únicamente cuando el perro está solo en casa. En este caso, el animal puede tanto orinar como defecar y suele hacerlo cerca de la puerta de salida de la casa, por donde el dueño se va (pero no “en venganza” por dejarle solo, como piensan muchos dueños, sino como resultado de la ansiedad).

Defecación adecuada

Defecación adecuada

¿Puede hacerlo también porque esté enfermo?

Por supuesto. Cuando un perro hace sus necesidades en un lugar inapropiado, lo primero que debe hacer su dueño es acudir a su veterinario de confianza para que examine cuidadosamente al animal y determine si es necesario hacer alguna prueba diagnóstica para descartar un problema patológico.

Aunque parezca mentira, muchos problemas de conducta relacionados con las heces o la orina tienen como causa un problema médico. Con frecuencia, los perros pueden tener cistitis, cristaluria (cristales microscópicos que irritan la vejiga), diabetes o problemas del intestino, por ejemplo.

Hacer un análisis de orina, de sangre o de heces puede sacar a la luz un problema médico que se había pasado por alto.

El dueño debe sospechar que el perro está malo, aunque no haya signos visibles evidentes, cuando siendo ya adulto el animal ha cambiado sus costumbres a la hora de hacer sus necesidades (que lo haga más veces que antes, en la casa, a horas diferentes de las habituales, etc.).

CONCLUSIÓN

Tenemos que pensar que los cachorros son limpios porque no orinan ni defecan donde duermen ni donde comen.

La mayoría de los cachorros aprenden este comportamiento estando con su madre.

Cuando empiezan a vivir con nosotros, hay que enseñarles que toda nuestra casa es un territorio donde viven y por tanto donde duerme y no debe hacer nada. Cuando son pequeños, dos o tres meses de edad,  les cuesta aguantar muchas horas sin orinar. Cada dos tres horas hace algo. A medida que crecen, la capacidad de retener y controlar los esfínteres es mayor.

Podemos usar trucos como un trozo de césped artificial para educarlo en casa mientras no lo sacamos a la calle

Podemos usar trucos como un trozo de césped artificial para educarlo en casa mientras no lo sacamos a la calle

Hay que enseñar al cachorro a seleccionar un tipo de sustrato en concreto. Si siempre de pequeño suele hacerlo dentro en casa en “tierra de baldosas”, será difícil que después acepte hacerlo en la calle en tierra o césped. Por eso de pequeños hay que sacarlos a diferentes zonas para que se adapten a todo tipo de sustratos.

Podemos aprovechar que después de comer, dormir o jugar, los cachorros suelen hacer alguna cosa, es el momento de llevarlos allí donde nosotros hemos pensado que lo hagan. Si podemos escogeremos siempre un lugar con tierra o hierba. Si no es posible, que sea al menos exterior, en patio o terraza, pudiendo utilizar los periódicos.

No hay que utilizar el castigo, es mejor reforzar siempre con premios cuando lo haga bien. Como mucho si vemos que empieza a oler, es el momento de sacarlo, antes de que empiece a orinar.

Un empapador es otra opción para usar en casa hasta que lo acostumbramos en la calle

Un empapador es otra opción para usar en casa hasta que lo acostumbramos en la calle

Para enseñarlo los consejos serian:

  • Sacarlo cada 2 – 3 horas
  • Sacarlo después de comer, dormir o jugar
  • Cuando termine, se recompensara con caricias o premios
  • Cuando estamos en casa saber siempre donde está el perro
  • Tenerlo con nosotros para poder ver si tiene que hacer algo
  • Cuando esta solo no dejarle todo el espacio abierto, crear una zona segura
  • Cuando lo sacamos a la calle, empezar siempre yendo al lugar donde queremos que haga sus necesidades
  • No hacerlo jugar o llevarlo a jugar con otros perros hasta que no haya hecho sus necesidades
  • No acabar nunca el paseo a continuación de que haya hecho sus necesidades.
No debemos limpiar delante del cachorro ni reñirle

No debemos limpiar delante del cachorro ni reñirle

 

Lo que no debemos hacer:

* Limpiar la orina y heces en su presencia

    * Limpiar la zona con lejía o amoniaco: debemos utilizar un detergente enzimático

    * No restregar el morro del cachorros contra sus excrementos

    * No reñirle cuando ya lo ha hecho

     * No castigar

 

 

Debemos pensar que ayudándolo a conseguir que realice sus necesidades en un lugar    apropiado sin basarnos en duros castigos ni gritos conseguiremos que nuestra mascota sea  más feliz y nosotros podremos disfrutar de ella.

Defecación adecuada

    Covi Suárez Tesouro

Responsable comportamiento H.V.A

En el momento que decidimos adoptar o adquirir una mascota debemos pensarlo bien y acordarlo entre todos los miembros de la familia para así tener los menos problemas posibles.

cachorritos
Es normal que nos surjan dudas y curiosidades con su llegada, con este artículo esperamos poder ayudaros a resolver algunas de ellas.
En primer lugar debemos saber cuál será la edad ideal para traernos nuestro nuevo cachorro a casa, esto es algo a lo que no se le da demasiada importancia cuando sin duda en gran parte es lo que va a determinar muchos aspectos de comportamiento a lo largo de su vida.

????
Como norma general lo llevaremos a casa a partir del mes y medio de edad, ¡nunca antes! y preferentemente no más tarde de los 3 meses, podemos decir que la edad ideal sería entre las 6 y las 8 semanas de edad. La explicación a este referente de edades es porque si nosotros retiramos a un cachorros antes del mes y medio no habrá tenido tiempo de relacionarse con sus hermanos ni de aprender de su madre comportamientos esenciales de conducta, e igualmente si lo hacemos posterior a los 3 meses corremos el riesgo que el cachorro no haya sido socializado correctamente (con personas adultas, niños, perros, otros animales…).
Una vez que lo tenemos es muy aconsejable una revisión veterinaria, para poder comenzar lo antes posible las pautas de desparasitación y vacunación. Esto es beneficioso por dos motivos, uno que así podremos tenerlo protegido de posibles enfermedades y que cuanto antes acabemos la pauta de vacunación antes podremos sacarlo a la calle y comenzar con su socialización.
581736_219230808223803_1819275200_nUna vez en casa debemos tener preparada una habitación para el, ya que nuestro cachorro necesita su propio espacio en el que pueda dormir y refugiarse, este deberá ser un lugar tranquilo donde pueda encontrar una cama cómoda, un comedero y bebedero (es aconsejable que sea de acero inoxidable por su mayor higiene), una zona destinada a hacer sus necesidades con un sustrato diferente al suelo de la habitación, bien empapadores o periódicos, y algún juguete con el que pueda entretenerse.

casita-para-perro

SI no disponemos de una habiatacion para nuestro cachorro, podemos organizarle una zona como esta siempre teniendo en cuenta el tamaño del cachorro, para que el tenga "su espacio"

SI no disponemos de una habiatacion para nuestro cachorro, podemos organizarle una zona como esta, siempre teniendo en cuenta el tamaño del cachorro, para que el tenga “su espacio”

 

 

 

 

 

 

 

 

Debemos tener especial cuidado con las ventanas y balcones evitando dejarlos abiertos, puede subirse a muebles y caerse o incluso quedar atrapado en los barrotes del balcón.
Tendremos también cuidado con las escaleras, puede caerse o resbalar y hacerse daño, deberemos aprenderle a subir y bajar escaleras y controlarlo hasta que sepa.
Y especial atención pondremos con objetos peligrosos como piezas de juguetes, chinchetas, clavos, detergentes, productos químicos, cables eléctricos y plantas que puedan ser tóxicas entre otros, ya que el cachorro usará su boca para explorarlo todo.
Y por último no debemos olvidar de que no vamos a permitirle acciones que no tenemos pensado dejarle hacer una vez que pasen más días o cuando sea más mayor como por ejemplo subirse al sofá, dormir en nuestra cama….

cachorro
Covi Suárez Tesouro
Reponsable comportamiento canino y felino H.V.A.

           La llegada de un cachorro a casa, siempre supone un reto para toda la familia. Con ellos aparecen las dudas, los miedos, el no saber si lo estoy haciendo bien o mal; sin duda todo un reto. El cachorro ha de adaptarse a su nueva casa y al mundo de las personas siempre tan diferente al suyo. Necesita, sin duda, también, desarrollar sus capacidades sociales para jugar y relacionarse con otros perros.

            Una buena herramienta que puede servirnos de gran ayuda, son las clases de cachorros. Están pensadas para que el cachorro pueda tener experiencias positivas con otros perros, humanos y estímulos novedosos en un entorno seguro.

Las clases para cachorros son un elemento clave a la hora de prevenir futuros problemas de conducta. La socialización durante la etapa de cachorros es fundamental para el bienestar animal. Sin lugar a dudas, un cachorros bien sociabilizado llegará a adulto equilibrado,  con niveles de estrés controlados y no responderá a otros animales ni personas o nuevos estímulos de manera exagerada, con miedo o agresividad.

Abros. Cachorro

¿A qué edad podemos llevar al cachorro a clase?

Existen diferentes ideas de cuál es la edad apropiada para permitir a los cachorros asistir a clase, el denominado periodo sensible de socialización en perros comprende de las 3 a las 12 semanas, e incluso algunos autores señalan que se extiende hasta las 16 semanas, por lo que durante los tres primeros meses de vida el cachorros está dispuesto a conocer y aceptar cosas nuevas de forma mucho más fácil que a lo largo de su vida.

¿En qué consisten los cursos para cachorros?

          Educación: para conseguir una convivencia divertida, aprenderemos cuales son los juegos aceptable y cuáles no, la inhibición de la mordida, hábitos correcto de higiene….

          Adiestramiento: para facilitar el manejo y los paseos, les enseñaremos venir a la llamada, permanecer sentado o tumbado…).

          Socialización: como sabemos lo que les gusta disfrutaran jugando y relacionándose con otros perros y al mismo tiempo aprendiendo.

          Equilibrio: potenciando sus capacidades físicas y mentales conseguiremos un perro adulto equilibrado y con muchas menos posibilidades de convertirse en un perro agresivo y miedoso.

Los objetivos de estas clases son:

          Enseñaros acerca de la conducta normal de los cachorros                                                                OLYMPUS DIGITAL CAMERA

          Relacionarse con otros estímulos como ruidos, distintas superficies…

          Socialización con otros perros,  personas, entornos…

          Evitar destrozas, tirar de la correa

          Inhibición de la mordida o morder sin hacer daño.

          Como crear buenos hábitos higiénicos.

          Aceptar la manipulación (veterinarios, peluqueros, niños, etc.).

          Establecer normas de convivencia en casa.

          Combatir la soledad y aburrimiento (estimulación mental y física).

          Formas de juego.

          Como controlar la rebeldía, el habito de subirse, etc.

          Iniciación del adiestramiento en positivo: APRENDER SU NOMBRE, MUY BIEN, VEN AQUÍ, SIENTA, NO, ECHATE, DESPACIO,…

 

¿Cuáles son los métodos?

El método de educación canina en positivo. Nunca acudiremos al castigo y siempre se reforzaran las conductas bien hechas.

Sabemos que cada perro es diferente, por lo que adaptaremos los métodos con las necesidades y características de cada perro y propietario.

             Os enseñaremos a utilizar los recursos y como mantener el comportamiento deseado, retirando progresivamente el refuerzo de comida.

Lo que se pretende conseguir con esto es que el vínculo entre propietario y mascotas sea lo más agradable y feliz posible y no seguir aumentando el número de animales en protectoras o la crueldad de abandonarlos

¿Cuál es la duración de los cursos?

Las clases constan de 6 sesiones prácticas y 1 teórica. Su duración es de 6 semanas y cada clase dura entre 1 hora – 1 hora y media

Los grupos son reducidos entre 4-6 cachorros.

Aconsejamos que asistan a las clases los propietarios que conviven habitualmente con el cachorro.

¿Dónde se imparten?

En Hospital Veterinario Abros- Parque empresarial Pereiro de Aguiar, parcela 32ª

Y si tienes más dudas o estas pensando en adquirir una nueva mascota, no dudes en ponerte en contacto con nosotros de cualquiera de las siguientes formas:

          Teléfono : 988242266

          Por correo electrónico: abroshospital@gmail.com

No te olvides de indicarnos tu nombre, y correo o teléfono donde desees que nos pongamos en contacto contigo

Covi Suárez Tesouro

Especialista en comportamiento HVA

Imagen1