Posts etiquetados ‘cirugia’

Los tumores en las glándulas mamarias se producen con bastante frecuencia en las perras no esterilizadas o que han sido esterilizadas después de varios celos. La esterilización puede reducir en gran medida el riesgo de desarrollar este tipo de cáncer, especialmente si la perra es castrada antes de que entre en celo por primera vez.
Está demostrado que hembras castradas antes de su primer celo, tendrían un riesgo del 0,05% en desarrollar este tipo de tumores. Si son operadas después del primer celo, el riesgo se elevaría al 8%, y se hace después del segundo un 26%. Si la ovariohisterectomía se realiza después del tercer celo, no hay beneficios protectores para la formación de tumores mamarios.

01-09-11 - copia

La función de las glándulas mamarias es producir leche para alimentar a los cachorros recién nacidos. Están situadas en dos filas que se extienden desde el tórax hasta el abdomen inferior, los pezones indican su ubicación en el cuerpo. Los tumores mamarios son más probables que ocurran en hembras aunque también afectan a los machos en menor medida. Cuando un perro presenta un tumor mamario, el pronóstico es mucho más reservado y grave.
Causas
La causa por la que se producen los tumores de mama está ligada a la influencia hormonal de los ovarios en el tejido mamario.

Hay diversos factores que favorecen su aparición:
– Parece que hay cierta predisposición genética como en las personas. Una base genética es posible en algunas razas: Poodle toy y miniatura, Springer Spaniel Inglés, Brittanys, Cocker Spaniel, Setters Inglés, Pointer, Pastor Alemán, Maltés, y Yorkshire Terrier, tienen un mayor riesgo desarrollar tumores de mama en comparación con otras razas
– Las hembras con tratamientos hormonales para la inhibición del celo suelen estar más predispuestas a padecer tumores que otras que no sean sometidas a dichos tratamientos, sobre todo si no somos rigurosos con las fechas en las que le corresponden las inyecciones.
– Perras que tienen frecuentes embarazos psicológicos tienen una alta incidencia de tumores de mamas.

Síntomas

Generalmente se pueden palpar con facilidad como nódulos únicos o múltiples dentro de las glándulas mamarias, de crecimiento lento. Aproximadamente la mitad de los pacientes tienen tumores múltiples.
Puede haber pérdida superficial de tejido en la superficie de la piel sobre el tejido mamario(ulceraciones), a menudo con inflamación
La masa se puede mover libremente o puede estar fijada a la piel o al músculo

unnamed(1)

Tumor mamario ulcerado

Diagnóstico
Se debe realizar un perfil completo de sangre incluyendo un perfil bioquímico de sangre, un hemograma completo, un análisis de orina y radiografías de tórax que pueden detectar metástasis.

Esta radiografía pre operatoria nos permite ver que no hay metástasis pulmonares evidenciables

Esta radiografía pre operatoria nos permite ver que no hay metástasis pulmonares evidenciables

Además, los ganglios linfáticos serán examinados, y se tomará una muestra de ellos para análisis de laboratorio.
Se debe realizar una PAAF( punción y aspiración con aguja fina) y posterior estudio de dicha citología al microscopio, lo cual nos aporta una primera aproximación al tumor, teniendo como objetivo definir el tipo de proceso: inflamación, hiperplasia o tumor(origen y grado de malignidad), ofreciendo en consecuencia un diagnóstico presuntivo/definitio.

Imagen microscópica de una citología realizada por aspiración con aguja fina: El diagnóstico es de carcinoma mamario

Imagen microscópica de una citología realizada por aspiración con aguja fina: El diagnóstico es de carcinoma mamario

Para este proceso no se requiere anestesia, es poco traumático y podemos obtener los resultados rápidamente.
Pueden ser tumores son benignos: fibroadenomas, adenomas simples, tumores mesenquimatosos, y tumores mixtos o tumores malignos: carcinomas, como el carcinoma sólido, adenocarcinoma tubular, adenocarcinoma papilar y carcinoma anaplásico
Los benignos no invaden localmente los tejidos ni producen metástasis, pero cuando aparecen suelen hacerlo de forma múltiple.
Los malignos pueden afectar a los ganglios linfáticos locales: inguinales superficiales en caso de estar afectadas las glándulas caudales, y axilares en caso de estar asentados en las mamas craneales. Pueden incluso hacer metástasis en los pulmones y a veces en huesos.
En ocasiones nos encontramos con que dentro de la misma mama existen tumores de distinto tipo. Es decir, nos podemos encontrar uno maligno, junto a otro benigno e incluso con componentes mixtos, es decir con células de los dos tipos.
Tratamiento
El tratamiento de la mayoría de los tumores es el quirúrgico. Según la apariencia y situación del tumor, el cirujano puede optar por varias técnicas.
Se puede quitar sólo el nódulo (nodulectomía). Está indicado para masas pequeñas(menores de 0,5cm), firmes, y no adheridas. Poco recomendado porque pueden quedar células tumorales en el resto de glándula mamaria.
Se puede quitar la glándula mamaria (mastectomía simple) donde asienta el nódulo. Esta técnica está recomendada en tumores que se localizan en el centro glandular, mayores de 1cm de diámetro, o con evidencia de adherencia a la piel o al tejido subcutáneo subyacente.
La mastectomia regional es la extirpación de tres glándulas y está indicada cuando glándulas consecutivas tienen tumores añadiendo en la extirpación los ganglios linfáticos a los que drenan estas glándulas.
En caso de tumores múltiples o de gran tamaño se requiere una mastectomia unilateral radical. Se extirparán los ganglios inguinales como parte de la quinta glándula mamaria.
No es recomendable extirpar las dos cadenas mamarias en el mismo acto quirúrgico, ya que el cierre de la herida provocada puede ser sumamente difícil y la posibilidad de dehiscencia postoperatoria es alta, debido a la tensión de la piel.
En los casos en los que no es posible la eliminación quirúrgica o se trate de tumores con alto grado de malignidad se puede optar por aplicar quimioterapia teniendo en cuenta de que es una solución paliativa y no resolutiva.
En algunos caso se puede optar por realizar una ovariohisterectomía al mismo tiempo que la mastectomía y con ello evitamos :
– Piómetra: es una infección grave del útero que puede producir la muerte si no se detecta a tiempo. La solución a esta patología es la extirpación de útero (castración) pero las condiciones en las que la perra entra en quirófano cuando padece una piómetra es de extrema gravedad, ya que en ese momento la infección ha podido dañar órganos tan importantes como el riñón o el hígado.
– Tumores de ovarios y de útero; con la castración extirpamos los ovarios y el útero.
– Evitamos las molestias del sangrado, la atracción de los machos durante el paseo y la posibilidad de gestaciones indeseadas.
– Evitamos las pseudogestaciones o embarazos psicológicos que pueden hacer que la perra cambie de carácter
Conclusión
Nunca se debe ignorar un nódulo mamario, o adoptar una actitud de esperar y ver. Un bulto o tumoración mamaria nunca se debe dejar estar, ya que rápidamente puede hacer metástasis, cuando es maligno, extendiéndose por todo el cuerpo y convirtiéndose en intratable. La detección temprana y la intervención quirúrgica es lo mejor.

Tumores pulmonares provocados por metastasis desde tumores de mama

Tumores pulmonares provocados por metastasis desde tumores de mama

Si la reproducción no es esencial para su perra, la esterilización temprana, antes del primer celo reduce marcadamente la probabilidad del desarrollo de tumores de la glándula mamaria. Si quieres saber mas sobre esterilizacion, puedes consultar el siguiente enlace:

https://elblogdeabritos.wordpress.com/2014/01/02/es-beneficioso-esterilizar-a-nuestra-mascota/

Crsitina Nieto Paredes

Veterinaria Hospital veterinario Abros

Anuncios

Hola, soy Bicho, un mestizo de ocho años muy tragón y juguetón y hace un año lo pasamos muy mal, tanto yo como mis amos. Esta es mi historia.

BICHO
En octubre de 2013, fuí a Abros porque tengo contratado un plan de salud(abrosalud) en donde me hacen pruebas dos veces al año para prevenir y detectar enfermedades en estados precoces. Me hicieron una exploración completa, radiografía de tórax, ECG, analíticas y ecografía de abdomen. Todo bien, salvo que en esta última me detectaron una gastritis leve, con una imagen anormal del páncreas. Me pusieron a dieta, privándome de mis chuches favoritas, pero a pesar de ello siguieron los vómitos, perdí el apetito y tenía tanto dolor de barriga que me hospitalizaron, me hicieron más pruebas y acabé en quirófano, para extirpar un nódulo en el páncreas, y al hacerle la biopsia, el resultado fue carcinoma pancreático (según me dijeron un tipo de tumor maligno).

BIOPSIA
Lo peor había pasado. Pero entonces, ¿por qué seguía costándome tanto tragar? ¿Por qué me dolía al comer? Algo no iba bien. Me hicieron una endoscopia esofágica donde se veía que había zonas tan estrechas que no pasaba ni el tubo de la endoscopia.

Vista de la estenosis esofagica.

Vista endoscópica de la estenosis esofagica.

Imagen radiográfica de la estenosis esofágica

Imagen radiográfica de la estenosis esofágica

 

 

 

 

 

 

¿Por qué? Las causas podía ser dos, cicatrices de úlceras esofágicas, provocadas por los vómitos y reflujo crónico o metástasis tumorales. La solución era realizar un TAC para diferenciarlo (hospital Rof Codina de Lugo) donde se descartó que la causa fuesen tumores.

TAC

Era necesario dilatarme el esófago y para ello tenían que venir unos especialistas de Madrid con un equipo especial para realizarlo. Mis amos decidieron ir a por todas, a pesar de los riesgos que tenía el tratamiento.

Dilatación esofágica

 

(Mediante una sonda que se llena con suero a presión, conseguimos la dilatación de la estenosis esofágica, produciendo la rotura de las adherencias y fibrosis de la pared esofágica. Todo el proceso es controlado mediante visualización endoscópica)
Imágenes cedidas por Jose Sampayo

Otra vez quirófano. Me dilataron el esófago y me pusieron una sonda gástrica para alimentarme durante un mes, ya que no podía tomar nada por boca. ¡Con lo que me gustaba comer!

Aspecto de la sonda gastrica colocada

Aspecto de la sonda gastrica colocada

Imagen radiográfica de la sonda colocada

Imagen radiográfica de la sonda colocada

El 24 de Diciembre mis amos decidieron que pasaba las navidades en casa con ellos. Tan pronto llegué me quise comer las bolas del árbol de navidad, con la alegría que tenía. En fin de año me quitaron la sonda y empecé a tomar comida líquida por boca. La aventura me había hecho bajar siete kilos (de 15.3 a 8.5 kg). A día de hoy, con 12 kg, comiendo sólo comida líquida, soy feliz con los míos, incluso pude asistir a la boda de mi ama. Sigo haciéndome controles para ver qué hace mi páncreas, pero de momento todo bien y va para un año.
Esta historia está dedicada a la fortaleza de Bicho y a la perseverancia de su familia.

IMG_0230

Si quieres saber mas sobre como Abrosalud puede ayudar a tu mascota, pincha en el enlace: https://elblogdeabritos.wordpress.com/category/abrosalud/logo definitivo

Mary Gómez Gónzalez

Veterinaria cirujana Hospital veterinario Abros

La dilatación gástrica se caracteriza por una distensión notable del estómago por acumulación de gases, líquidos o por ingesta abundante de agua y alimentos. La torsión de estómago consiste, en primer lugar, en una dilatación de estómago que después puede conducir al giro del estómago. Si el giro del estómago es menor de 180 grados se llama torsión y si es mayor de 180 grados se llama vólvulo.

En condiciones normales la acumulación de gases se reduce mediante el eructo, sin embargo en el vólvulo gástrico se produce una torsión del estómago sobre su eje longitudinal, obstruyendo completamente el vaciado del contenido gástrico a través del esófago o del duodeno, lo cual produce un trastorno grave de aparición aguda y alta mortalidad asociada.torsion

La supervivencia del paciente depende de la precocidad y eficacia con la que se realice el tratamiento de urgencia adecuado.

Entre las causas que producen una dilación-torsión gástrica distinguimos: factores predisponentes y factores desencadenantes.

            -Factores predisponentes:

-Edad: el riesgo de padecer esta enfermedad aumenta con la edad. Aunque esta patología se observa con más frecuencia en perros adultos y senior, puede presentarse a cualquier edad.

-Conformación: son más propensos a padecer esta enfermedad los perros de razas grandes, con tórax profundo como el Gran Danés, Pastor Alemán, Setter Irlandés, Mastín, Rottweiler, San Bernardo, Weimaraner, Collie, Sabueso…y es más frecuente en machos.

-Laxitud de los ligamentos gástricos: los perros con dichos ligamentos más largos presentan mayor incidencia de dilatación-torsión gástrica, lo cual sería uno de los factores que explica el aumento de la incidencia de esta enfermedad con la edad.

-Trastorno funcional de la unión gastroesofágica, en los que está impedido el reflejo del eructo, por la conformación anatómica.

-Gastritis aguda o crónica: favorecen una ingesta rápida de agua y comida y la aerofagia.

                        -Factores psicológicos como el estrés, ansiedad o excitación.

-Dolor crónico en patologías como artrosis, espondilosis y discopatías crónicas favorecen la aerofagia.

-Factores desencadenantes:

-Ingestión de grandes cantidades de comida o agua, así como también la ingestión rápida.

-Frecuencia de alimentación: se ha descrito una mayor incidencia en animales que se alimentan una vez al día.

-Composición de la dieta: incrementan la aparición de esta patología el alimento seco, alimentos ricos en grasas, ya que retardan el vaciamiento gástrico, alimentos bajos en proteínas, ricos en hidratos de carbono, ácido cítrico y calcio.

-Ejercicio después de comer: favorece que se desplace físicamente el estómago, favoreciendo la aparición de un vólvulo.

La sintomatología es muy variada, aunque lo más frecuente es observar continuos intentos de vómito sin éxito, comportamiento anormal, inquietud, ansiedad, posición encorvada, abdomen hinchado y tenso, mucosas pálidas, ausencia de movimientos intestinales, salivación y babeo, rechazan estar sentados o tumbados, debilidad, taquicardia, pulso débil e intentos de defecar improductivos.

La dilatación- torsión gástrica produce efectos a diferentes niveles:

            -Gástrico:

-Hipoxia e isquemia gástrica: el flujo sanguíneo que le llega al estómago es menor debido a que al estar torsionado, se obstruye el flujo venoso del estómago y se producen trombos en la microcirculación gástrica.

-Úlceras gástricas: la hipoxia e isquemia gástrica rompen la integridad del epitelio favoreciendo la aparición de úlceras.

            -Hemodinámicos:

                        -Disminución del retorno venoso por oclusión de la vena cava caudal.

                        -Disminución del flujo sanguíneo que le llega a las vísceras.

-Shock: puede llegar a producirse una endotoxemia y septicemia por translocación bacteriana, como consecuencia de la destrucción de la mucosa gástrica e intestinal, asimismo la reducción del flujo sanguíneo a través de la vena porta impide la eliminación de endotoxinas y bacterias.

                        -Arritmias cardíacas

0003473617

                        -Coagulación intravascular diseminada

-Daño por reperfusión al reposicionar el estómago, debido a la liberación de radicales libres, por los tejidos.

-Trastornos respiratorios debido a la presión ejercida por el estómago dilatado sobre el diafragma y tórax.

-Efectos sobre los órganos abdominales: bazo, hígado, páncreas, intestino y riñón.

El diagnóstico de esta patología se basa en:

            -Historia clínica.

            -Exploración física.

-Radiografía: en el caso de dilatación se observa el estómago lleno de gas, líquido o alimento y cuando hay torsión el estómago está distendido con gas y parece tener un compartimento dorsal y uno ventral, divididos por un tabique horizontal parcial. Este tabique es el resultado del desplazamiento del píloro hacia craneal, dorsal y hacia la izquierda.

031139_20130521_190718.JPG  DILATACION-TORSION GASTRICA

-Pruebas laboratoriales, en las que se observan hemoconcentración e hipopotasemia.

Una vez que se diagnostica una torsión de estómago hay que actuar lo antes posible. Lo primero, ante todo, es estabilizar al paciente mediante medicación y fluidoterapia.  La mayoría de los perros vienen en estado de shock. Se le administran antibióticos de amplio espectro, antiácidos,  antiinflamatorios, analgésicos, sueroterapia de shock y tratamiento específico de las complicaciones que aparezcan.

El tratamiento debe abarcar los siguientes puntos:

            -Manejo del dolor /ansiedad mediante la utilización de sedantes.

            -Fluidoterapia.

            -Soporte cardiovascular: control de las arritmias cardíacas (antes,  durante y después de la cirugía pueden aparecer arritmias, debido a las toxinas que se producen)

            -Soporte respiratorio

-Antibioterapia: se deben administrar por la alteración de la permeabilidad de las mucosas y la posible necrosis de pared gástrica que puede producirse.

-Prevención del shock endotóxico.

          -Descompresión gástrica: Hay dos opciones de disminuir la cantidad de gas del estómago. Una es mediante una sonda oral, si el grado de torsión lo permite, y si no es posible con esta técnica, se punciona con un trocar a través de la pared abdominal, bajo una sedación con relajantes musculares y analgésicos.

            -Control de la isquemia /reperfusión

            -Anestesia y corrección quirúrgica con gastropexia definitiva:

La cirugía consiste en recolocar el estómago en su sitio,  por un lado y por otro lado, fijarlo a la pared del abdomen, para evitar que le vuelva ocurrir este proceso. El acto de sujetar el estómago a la pared abdominal mediante una sutura se llama gastropexia y con ella disminuimos la probabilidad de padecer la torsión de nuevo.

El giro del estómago puede ser en sentido de las agujas del reloj (mesenteroaxial) o en sentido contrario (organoaxial) y una vez que lo recolocamos, el gas que tiene acumulado el estómago en su interior ya no tiene impedimento en salir, tanto mediante el eructo o hacia los intestinos. Tenemos que explorar la pared entera del estómago, ya que puede existir necrosis de diversa consideración. Según la zona que esté afectada se procede a la extirpación de parte de la pared del estómago o no. En ocasiones se extirpa quirúrgicamente más de la mitad del estómago, con lo cual el tamaño final del estómago se ve muy reducido. En ocasiones el daño es tan severo que se ve comprometida la vida del animal. Otro órgano que se afectado con alta frecuencia en este tipo de patología es el bazo que se ve arrastrado al girar el estómago: Si está muy dañado también se procede a su eliminación quirúrgica (esplenectomía).

torsion estomago 1torsion estómago 2

Una vez revisado todos los daños y si hemos llegado a tiempo ( la imagen de la izquierda corresponde a un estómago que ya no va a poder recuperarse, mientras que a la derecha estamos a tiempo de poder intentar la cirugía) de solucionarlos, se realiza la gastropexia, para disminuir las recidivas: Para ello se une el píloro a la pared derecha del abdomen, mediante unos puntos de sutura. En los casos donde no se ha realizado la gastropexia, la recidiva suele estar en torno de un 80% y si se realiza la gastropexia, la recidiva de padecer una torsión de estómago se sitúa por debajo del 15%.

            -Control postoperatorio

Los dos días posteriores a la cirugía, el paciente permanece en cuidados intensivos con sueroterapia y medicación. No se le puede dar de comer hasta que se recupere el estómago, normalmente el día después de la cirugía se comienza a darle comida muy diluida y en cantidades muy pequeñas varias veces al día.

Lo crítico siempre son los primeros días después de la cirugía, ya que puede haber complicaciones, como rotura de la pared del estómago, infecciones, alteraciones cardíacas, CID, daño por reperfusión,…Si conseguimos  superar estos primeros días  después de la cirugía, los cuidados que tenemos que tener son muchos y para toda la vida y deberíamos establecer una serie de medidas higiénico-dietéticas para prevenir la aparición de esta patología:

            -dieta de alta digestibilidad y que no produzca flatulencia.

            -administrar al menos 3 tomas diarias de alimento en pequeñas cantidades.

            -no permitir el acceso al agua en la hora siguiente a cada comida.

            -evitar el ejercicio físico antes y después de las comidas.

            -control del animal en situaciones de estrés.

El tratamiento farmacológico se basa en la administración de ranitidina y metoclopramida en los primeros meses.

 Esta patología es una enfermedad muy grave, que puede acarrear la muerte de nuestra mascota. Para evitarlo, son vitales tratar de evitar en la medida de lo posible los factores que la desencadenan y en el caso de que se produzca, acudir rápidamente al veterinario, porque unas pocas horas en establecer el tratamiento pueden suponer la diferencia entre que podamos o no salvarle la vida a nuestra mascota.

 Cristina Nieto Paredes

Veterinaria medicina interna HVA

Daniel López Capas

Veterinario cirujano HVA