Archivos de la categoría ‘Relatos reales’

 

img-20161129-wa0050

Historia clínica

  • Lucky, es un Yorkshire Terrier, macho esterilizado, de 9 años de edad.
  • Acude a consulta por agitación, temblores y vómitos en las últimas horas.
  • Tiene un historial de cálculos de oxalato, habiendo sido sometido a cistotomía previamente. Los análisis laboratoriales sanguíneos en esos momentos eran normales.
  • Desde hace cuatro años se alimenta estrictamente de dieta comercial para la prevención de cálculos de oxalato cálcico.
  • Vacunaciones y desparasitaciones al día.
  • Últimamente está bebiendo y orinando más de lo habitual. No creen que pueda haber comido nada fuera de su dieta.

Exploración física

Todas las constantes vitales dentro de la normalidad. Dolor a la palpación de abdomen craneal.

Listado de problemas: vómito agudo y dolor abdominal.

El vómito agudo puede deberse a numerosas causas:

-obstrucción mecánica (cuerpo extraño, neoplasia, estenosis pilórica, dilatación/torsión parcial gástrica, vólvulo…),

-inflamatorias (gastritis, úlceras, enteritis agudas, pancreatitis..)

-enfermedades no gastrointestinales (uremia, hipoadrenocorticismo, colecistitis, cetoacidosis, piometra en las hembras, prostatitis en machos, alteraciones neurológicas..)

Pruebas clínicas

  • Ecografía abdominal: sedimento urinario en vejiga, grasa peripancreática hiperecoica, páncreas hipoecoico respecto a la grasa que le rodea, aumentado de espesor en toda su longitud con una zona redondeada, muy hipoecoica compatible con absceso/granuloma/neoplasia pancreática y leve presencia de líquido libre entre los lóbulos hepáticos.pancreas
  • Hematología no se aprecian alteraciones.
  • analisis-2Perfil bioquímico completo : analisis-1

Diagnóstico

Pancreatitis/tumor pancreático

Tratamiento y seguimiento

Se hospitaliza el paciente con sueroterapia y tratamiento endovenoso con meropitant, ranitidina, metronidazol y buprenorfina.

La pancreatitis aguda puede deberse a una indiscrección en la dieta, fármacos, traumatismo, condición hereditaria, hipercalcemia…

Entre los hallazgos laboratoriales que podemos encontrarnos está una hipocalcemia, por diferentes motivos: secuestro del calcio en las zonas de necrosis grasa, disminución en la secreción de PTH..

En este caso tenemos una hipercalcemia, que descartando todas las demás causas, nos queda como etiología más probable de la pancreatitis. Por lo tanto debemos indagar sobre el origen de la elevación del calcio para poder controlar la evolución de la enfermedad.

El origen más probable de hipercalcemia en un perro adulto son neoplasias, hematopoyética, carcinoma de sacos anales, metástasis óseas e hiperparatiroidismo (por adenoma/adenocarcinoma de paratiroides).

En la hematología no había alteraciones que nos hicieran pensar en una neoplasia hematopoyética y a la palpación no se aprecian masas en los sacos anales.

Por ecografía de la zona cervical ventral detectamos un nódulo de  1cmx 0,6cm, ovalado, hipoecoico respecto al tejido que le rodea, localizado en el polo craneal de la glándula tiroides derecha (se corresponde con la glándula paratiroidea craneal derecha).

noduloEl paciente es remitido para un estudio de tomografía que confirma los hallazgos ecográficos.

axial-cuello-arterial

tumor

Tumor diseccionado, preparado para su estudio anatomopatológico

 

Se realiza resección quirúrgica de la masa y el estudio anatomopatológico de la misma nos confirma un adenoma de paratiroides. Una complicación postquirúrgica frecuente es la hipocalcemia transitoria. Un adenoma de paratiroides es una fuente crónica de PTH (hormona que estimula la absorción del calcio) que está inhibiendo la funcionalidad de las otras paratiroides. Al extirpar el nódulo, las glándulas paratiroides pueden necesitar un tiempo antes de recuperar la funcionalidad. Por ello se deben hacer controles de calcemia durante las dos semanas siguientes a la cirugía o hasta que esté estable, para evitar hipocalcemias.

07/11/2016

10/11/2016 15/11/2016 16/11/2016 22/11/2016

25/11/2016

14,56

13,00 13,45/14;08 12,87/12,02 12,3

12,4

Administramos tocoferol los primeros días a 0,04 mg/kg cada 24 horas, de forma preventiva.

Imágenes histopatológicas que confirman el adenoma de paratiroides

Imágenes histopatológicas que confirman el adenoma de paratiroides

Desde su ingreso y hasta la cirugía se mantiene estable pero no quiere comer y está apático.A las 24 horas de la cirugía, el paciente presenta una notoria mejoría, acepta pequeñas cantidades de comida y está mucho más activo. A las 48 horas postcirugía se continúa con tratamiento ambulatorio y tomas fraccionadas de comida baja en grasa.

El caso de Lucky es desafiante por su complejidad diagnóstica, tratamiento y seguimiento.

img-20161129-wa0055

 

Agradecemos a Mariluz y Jose su confianza en nosotros y empeño en salir adelante. Y felicitamos a Lucky por ser tan valiente y no perder nunca el ánimo a pesar de lo malito que estuvo.

Elena Diéguez Ordóñez

Veterinaria Hospital veterinario Abros

Imágenes cedidas por la autora, propietarios, Rof Codina y Amsvet.

 

 

 

 

Hola, mi nombre es Lucas y soy un joven y fantástico guacamayo ( Ara ararauna) de 9 meses de edad.

He de reconocer que estoy viviendo una infancia la mar de feliz rodeado de toda mi familia y amigos en Verín, pero os voy a contar una pequeña aventura que viví cuando tenía 3 meses y que me llevó a Abros.

Aspecto de la zona del buche

Aspecto de la zona del buche

Un día mis dueños vieron que entre las plumas de mi pecho asomaba lo que parecía ser comida y que yo no estaba tan contento  como de costumbre.

Lo que me pasaba era algo que es relativamente frecuente entre los bebes de mi especie y de la de mis primos criados a mano ( agapornies, ninfas, yakos…)

Como os digo, me llevaron a Abros, donde me diagnosticaron una fístula del buche; probablemente por una quemadura causada por la papilla que tomaba. La solución que le plantearon a mis dueños me daba un poco de miedo, había que dormirme y suturar ese “agujero” que se había formado entre el buche, el tejido subcutáneo y el exterior.

 

La verdad es que todo fue más rápido y menos molesto de lo que pensaba. Aquí os dejo unas fotos de la cirugía.

Mucosa del buche que muestra el orificio debido a la quemadura por la papilla

Mucosa del buche que muestra el orificio debido a la quemadura por la papilla

Me desperté en una jaula acolchadita porque  no querían que me hiciese daño mientras estaba un poco “mareadillo” por lo que oí era por el efecto del isofluorano, que así se llama el gas con el que nos duermen. Me recuperé en unos minutos y ya me sentí mucho mejor , pude comer sin el dolor que me provocaba aquella quemadura.

Ahora estoy espectacular y totalmente recuperado.

Las mascotas de distintas especies de psitácidas ( loros,agapornis, periquitos…) son criadas habitualmente administrando papillas especiales mediante una sonda, son los denominados papilleros.

Para preparar este alimento de forma correcta, empezaremos por utilizar agua mineral, hay que calentarla y añadir posteriormente los polvos,  removiendo hasta conseguir una papilla uniforme y sin grumos. La temperatura debe estar alrededor de los 35º-37ºC y se puede verificar con un termómetro digital o si se tiene cierta práctica depositando un poco en la muñeca. El problema principal es cuando utilizamos el microondas para calentar el agua, ya que la temperatura puede no ser uniforme. Administrar una papilla muy caliente provocará una quemadura en el buche, por el contrario si se administra demasiado fría no suelen tomarla bien y no estimula de forma adecuada el sistema digestivo de los polluelos.

La clave para evitar estos problemas es preparar la papilla y mezclar concienzudamente para que la temperatura sea homogénea y siempre,siempre,siempre comprobar antes de dársela a nuestra mascota.

Marta  Fernández Llano.

Veterinaria Hospital veterinario Abros.

La displasia de la válvula tricúspide representa aproximadamente el 5% de las patologías congénitas que suelen diagnosticarse en la clínica diaria. Las razas de perros más afectados son los de raza grande Gran Danés, Pastor Alemán, Golden Retriever, Labrador Retriever y Weimaraner. En el Labrador Retriever está comprobado que es hereditaria, mientras que en el resto sólo se sospecha que pueda serlo.

Os presentamos el caso de Tobi, un Golden Retriever de 1 año de edad sin castrar. Acuden a la consulta porque en los últimos días han notado un aumento del contorno abdominal, está más cansado y con falta de apetito.

En el examen físico abdominal se confirma la distensión abdominal marcada y a la palpación se detecta signo positivo de onda líquida lo cual indica la presencia de ascitis (líquido libre en abdomen)

A la auscultación pulmonar se detecta un soplo sistólico de grado IV/VI en el hemitórax derecho con mayor intensidad en el área de proyección de la válvula tricúspide. Presentaba además un ritmo cardíaco irregular con mucha taquicardia y déficits de pulso. La auscultación pulmonar era normal.

Procedemos a realizar una radiografía en la que se evidencia cardiomegalia (aumento del tamaño cardíaco) con dilatación moderada del atrio derecho. Se aprecia dilatación marcada de la vena cava caudal lo cual es indicativo de fallo cardíaco derecho

radiografia corazon

Al realizar un electrocardiograma se evidencia la presencia de fibrilación atrial.

ecg

Se realiza también un estudio del líquido ascítico el cual al ser un trasudado modificado confirma que la causa sea cardíaca.

Con toda la información obtenida hasta ahora a través de las pruebas realizadas se sospecha de fallo cardíaco derecho de origen congénito por lo que se procede a realizar un estudio ecocardiográfico.

En la ecocardio se observa un aumento severo del atrio derecho y una válvula tricúspide anormal lo cual lleva a que el cierre sea incompleto y se observe regurgitación.

valvula tricuspide

doppler

 

 

 

 

También presentaba regurgitación pulmonar leve no teniendo relevancia clínica.

Doppler 2

 

 

El diagnóstico definitivo es displasia de la válvula tricúspide.

La malformación congénita de la válvula tricúspide se caracteriza por una serie de lesiones patológicas que afectan al aparato valvular el cual está comprendido por las valvas septal y parietal, cuerdas tendinosas y músculos papilares. Como consecuencia se produce una insuficiencia valvular, estenosis o ambas.

Las valvas de la tricúspide pueden estar engrosadas o fusionadas, se pueden observan cuerdas tendinosas anormales (cortas y engrosadas o largas y finas) y los músculos papilares pueden estar mal posicionados en la pared ventricular, tener un desarrollo incompleto o estar ausentes.

En el caso de Tobi las cuerdas tendinosas son anómalas y el músculo papilar  se inserta  en la pared sin cuerdas, lo que hace que la apertura no sea adecuada.

Este movimiento limitado de la válvula es que genera la regurgitación o insuficiencia de la válvula tricúspide. Como consecuencia de la regurgitación el atrio se ve obligado a aumentar de tamaño para albergar toda la sangre procedente del ventrículo por la incompetencia valvular.

Todo ello hace que se desarrollen una serie de mecanismos que en un principio son compensatorios y que ayudan al corazón pero a la larga hacen que este órgano no pueda realizar bien su función, entrando en un fallo cardíaco derecho el cual se caracteriza por distensión abdominal causada por ascitis, hepatomegalia y distensión de las venas yugulares.

La ecocardiografía es la técnica de elección para diagnosticar esta patología y evaluar su gravedad.

No existe en la actualidad y en España tratamiento quirúrgico, por lo que el único tratamiento es médico cuyo objetivo principal es mejorar la calidad de vida, reduciendo la ascitis y las recidivas.

A Tobi se le administraron diuréticos para controlar la ascitis, inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina (IECA):benazeprilo, pimobendan, espironolactona y digoxina para la fibrilación atrial.

A la semana de iniciar el tratamiento con digoxina se analizó en sangre los niveles de este fármaco obteniendo como resultado que estamos en dosis terapéuticas.

En los siguientes controles realizados Tobi no volvió a acumular líquido en abdomen, se controló la fibrilación atrial y puede tener una buena calidad de vida con la medicación.

Cristina Nieto Paredes

Especialista en cardiología y ecocardiografía Hospital veterinario Abros

 

 

La leishmaniasis es una enfermedad muy compleja en su presentación clínica, desde perros infectados asintomáticos hasta otros en los que el desenlace es fatal. Asimismo su complejidad también reside en el diagnóstico, podemos ver los amastigotes en citologías de lesiones cutáneas, linfonodos o médula ósea que nos confirman la enfermedad y otras veces necesitamos echar mano de toda una batería de pruebas hasta encontrar ese positivo que confirma nuestras sospechas.

Bimba es una Boyero de Berna, hembra, de 3 años de edad, sin esterilizar, vacunada y desparasitada correctamente. Vive en finca con otro perro. Sin ninguna enfermedad reseñable hasta el momento.

Acude a consulta por hinchazón y enrojecimiento de los labios y párpados, sospechando que se trate de una reacción alérgica de contacto. Los propietarios no le han notado ningún otro cambio.

La exploración física general es normal: temperatura 38,2 ºC, pulso, refil, frecuencia cardíaca dentro de los parámetros fisiológicos. Condición corporal 4/5, manteniendo su peso habitual. Linfonodos palpables normales.

En la exploración dermatológica encontramos lesiones exfoliativo-seborreicas y costrosas en los márgenes palpebrales de ambos ojos, erosiones en las comisuras labiales y lesiones pápulo-costrosas en la trufa y puente nasal con eritema en las zonas adyacentes e inicio de despigmentación.

foto 2

foto 1

Teniendo en cuenta estas lesiones, los diagnósticos diferenciales son: leishmania, lupus eritematoso cutáneo, síndrome uveodermatológico, pioderma mucocutánea, pénfigo, linfoma epiteliotropo, vasculitis (reacción medicamentosa).

Realizamos

  • Citología por aposición de las costras: neutrófilos con cocos intracitoplasmáticos, linfocitos, células plasmáticas, eosinófilos.
  • Analítica básica de sangre y orina: nada relevante.
  • Test ELISA de leishmania en sangre negativo.

Ante la sospecha de un proceso alérgico inicial con pioderma secundaria, se instaura un tratamiento con cefalexina. Debido a la falta de mejoría, se decide hacer una biopsia.

El resultado de la biopsia es de dermatitis hiperplásico-costrosa.

Resultado del estudio histopatologico

Resultado del estudio histopatologico

Aunque no se hayan observado amastigotes de leishmania en las muestras de biopsia, la gran abundancia de células plasmáticas aconseja descartar la presencia de leishmania por otras técnicas. Además el resultado de la biopsia nos permite descartar las enfermedades inmunomediadas, el linfoma epiteliotropo y la vasculitis, de nuestra lista de diagnósticos diferenciales.

Sospechamos de una leishmaniasis atípica asociada a una presencia muy baja de parásitos, pedimos una determinación de PCR de las muestras biopsiadas, ya que esta prueba molecular es la más sensible para la detección del parásito.

El PCR resultó positivo, confirmándose la presencia de leishmania en las lesiones de Bimba

foto 4

Se instauró tratamiento con alopurinol 10 mg/kg BID durante 6 meses, antimoniato de meglumine  100 mg/kg SID durante 1 mes y domperidona 0,5 mg/kg SID un mes.

La evolución de las lesiones   ha sido favorable, desapareciendo las pápulas, costras y exfoliación.  Sin embargo,    secundariamente apareció una despigmentación total de la trufa y periocular (leucodermia) con una muda excesiva y sustitución progresiva del manto negro y marrón por pelo blanco (leucotriquia).

foto 5

La leucodermia está descrita en personas con leishmaniasis atípica, en la zona periférica a la lesión. En perros, la leucotriquia está descrita como un proceso secundario a la leishmaniasis, no obstante es una presentación muy poco frecuente y apenas encontramos bibliografía al respecto.

La despigmentación cutánea y capilar tiene diferentes etiologías: hereditaria, estacional, postinflamatoria, inducida por fármacos, nutricional, endocrina, relacionada con neoplasias e idiopática.

En el caso de Bimba, la etiología más probable es postinflamatoria, debido a la gran respuesta inflamatoria de la epidermis frente a la leishmania.

A los 6 meses de iniciado el tratamiento, la perra se encuentra asintomática, hacemos un control analítico de seguimiento, encontrándose todos los parámetros dentro de rangos normales, incluido el proteinograma sanguíneo, aunque ahora ya tenemos un ratio positivo de anticuerpos frente a leishmania y podemos clasificar la enfermedad de Bimba como una leishmaniasis de estadío I o leve.

Analítica de control

Analítica de control

Su pronóstico es bueno, seguiremos haciendo controles periódicos y adoptando las medidas preventivas a nuestro alcance para que ningún mosquito le vuelva a transmitir la leishmania (repelentes,  estimulantes de inmunidad celular..).

Lo que a día de hoy es una incógnita es si volverá a recuperar su trufa negra y su manto negro y  fuego … confiemos en que así sea.

foto 7

Si quieres saber mas sobre Leishmaniasis puedes consultar el siguiente articulo: https://elblogdeabritos.wordpress.com/2011/07/14/leishmaniosis-un-peligro-latente/

Elena Diéguez Ordoñez

Veterinaria dermatologa hospital veterinario Abros

Coca es una bóxer de 8 años que en el mes de Febrero, en una de sus revisiones de AbroSalud, se le detectaron los ganglios mandibulares y preescapulares aumentados de tamaño. Salvo este hallazgo, no presentaba ninguna otra sintomatología, mantenía la actividad diaria con largos paseos junto al río y alguna que otra carrera detrás de los patos, así como el apetito insaciable que siempre había tenido.

Punción del ganglio con aguja fina para diagnóstico

Punción del ganglio con aguja fina para diagnóstico

Hicimos punciones con aguja fina (PAF) de los ganglios afectados para obtener muestras para citología y observarlas al microscopio. Llegamos a la conclusión de que Coca padecía un linfoma.

Se lo comunicamos a los propietarios y procedimos a realizar análisis de sangre y orina completos, ecografía de abdomen y radiografías de tórax. No encontramos alteraciones en ninguna de estas pruebas.

Se ha visto que hay razas genéticamente más predispuestas y también una influencia de ciertos factores ambientales. El Bóxer es una de las razas predispuestas a sufrir linfoma, junto con el Golden Retriever, el Bulldog, el Rottweiler y el Bullmastiff. Asimismo la exposición a ciertos herbicidas o a campos magnéticos están asociados a un mayor riesgo.

Una vez que tuvimos todos los resultados, clasificamos el linfoma de Coca en estadío II a.  En este estadío de la enfermedad hay una afectación de los ganglios de una región del cuerpo, sin sintomatología.

Estadios linfoma

El linfoma es una enfermedad que se extiende por todo el cuerpo, por eso es muy importante determinar el grado de diseminación porque va a influir en el pronóstico, en la toma de decisiones por parte del propietario y en el tratamiento que vamos a instaurar.

Las alteraciones analíticas que pueden aparecer en un linfoma:

-anemia arregenerativa, bajada de plaquetas y de glóbulos blancos.

-infecciones de orina por bajada de defensas.

-elevación de transaminasas hepáticas cuando está afectado el hígado.

-elevación de los niveles de Calcio, es un signo de mal pronóstico.

-alteración de las proteínas plasmáticas.

Explicamos a los propietarios que Coca estaba muy enferma aunque no lo pareciera, que tenía una enfermedad incurable pero que podíamos conseguir que remitiera, aumentando las expectativas de vida y manteniendo la calidad de vida de la que disfrutaba en ese momento.

Hablamos :

  • De las opciones de tratamiento:

El tratamiento del linfoma se basa en el empleo de quimioterapia y la esperanza media de vida es de 1 año frente a 1 mes, si no se trata. La opción más barata es el empleo de corticoides orales en casa, la esperanza media de vida es de dos meses. A esta terapia se le puede añadir clorambucilo, también oral, barato y permite aumentar algo más el tiempo de vida. Los mejores tratamientos son los protocolos multidroga o combinados,  es decir, el empleo de varios fármacos que actúan sobre las  células tumorales en diferentes fases de multiplicación. Con estos protocolos, tenemos una esperanza media de vida de 13 meses. Los contras son el mayor coste y que incrementamos el riesgo de efectos secundarios.

  • De los efectos secundarios del tratamiento:

Las dosis que se emplean en veterinaria son más bajas que en personas, de esta forma minimizamos los efectos secundarios negativos y perseguimos que la mascota continúe con su vida normal durante todo el tratamiento. Los propietarios suelen ser reacios a los tratamientos, por falta de información y no quieren ver como su mascota pierde todo su pelo y se deteriora su salud como ocurre en personas.

El 65% de los animales tratados no presenta ningún efecto secundario, un 30% puede tener signos digestivos leves(menos apetito, algún vómito o diarrea) en los dos días siguientes a la quimioterapia y un 5% puede presentar signos digestivos que justifiquen un ingreso o una bajada de defensas que implique riesgo de septicemia. Pueden aparecer otros signos, como  caída de bigotes, muda excesiva, cistitis… dependiendo del fármaco utilizado.

Debemos usar sistemas cerrados de preparación de los medicamentos quimioteràpicos para evitar efectos en las personas que los manejan.

Debemos usar sistemas cerrados de preparación de los medicamentos quimioteràpicos para evitar efectos en las personas que los manejan.

La administración mediante una vía sanguínea donde aplicamos este sistema, nos garantiza evitar problemas en la administración.

La administración mediante una vía sanguínea donde aplicamos este sistema, nos garantiza evitar problemas en la administración.

     Productos quimioterápicos de administración intravenosa deben aplicarse por esta vía   estrictamente, si se produce una extravasación del producto durante la administración   corremos el riesgo de que se necrosen los tejidos de alrededor, siendo necesario incluso la amputación de la extremidad afectada, por eso en mascotas que son poco colaboradoras preferimos sedarlas.

  • De los estadios del tratamiento: vamos a pasar por varias fases,
    • fase de inducción: es un tratamiento inicial más intenso con una máxima posibilidad de respuesta.
    • Fase de consolidación: para reducir células tumorales que hayan podido sobrevivir a la fase anterior.
    • Fase de mantenimiento: retarda el tiempo hasta que vuelva a aparecer la enfermedad (el tiempo de recidiva).
    • Fase de rescate: cuando aparecen de nuevo las primeras señales del cáncer. En esta fase hay una menor probabilidad de respuesta y la fase posterior de mantenimiento va a ser menor.
  • Del coste económico: el coste medio de una sesión de quimioterapia en nuestro hospital varía entre 70-120 euros, variando en función del peso, producto utilizado y si hay que sedar o no a la mascota. En cada sesión se incluyen una exploración completa, hematología, equipo de perfusión completo y los medicamentos necesarios. Los tratamientos suelen ser semanales o quincenales.
  • De las precauciones que deben tener en casa: los quimioterápicos se eliminan por la saliva, las lágrimas, la orina y las heces. Se deben tener unas normas mínimas de higiene los días siguientes al tratamiento, sobre todo si hay niños en casa. Es muy aconsejable tomar la temperatura rectal en casa cada día, cuando el animal esté tranquilo y estar alerta por si aparece fiebre. Por encima de 39ºC deberá avisar a su veterinario.
  • De la dieta. Las células tumorales se alimentan de los hidratos de carbono, por lo tanto debemos dar a nuestra mascota con cáncer dietas ricas en proteínas y ácidos grasos poliinsaturados. Si muestra inapetencia o apetito caprichoso al día siguiente del tratamiento, proporcionarle una dieta de olor y textura agradable.

Una vez resueltas las dudas de los propietarios de Coca, comenzamos un protocolo COP (tabla..) y en la revisión semanal nos cuentan que no habían notado ningún efecto secundario pero vemos que los ganglios afectados apenas habían disminuido de tamaño. Sabiendo que esto puede ocurrir, ponemos una segunda dosis de Vincristina y a la tercera semana la remisión era completa. Durante las siguientes semanas continuamos el protocolo sin ninguna complicación salvo algún día que estuvo más inapetente o tuvo un vómito/diarrea esporádicos.

Protocolo de la Universidad de Wisconsin de 19 semanas

Tabla quimioterapia

Protocolo COP:

  • Vincristina: una vez por semana, durante 8 semanas.
  • Ciclosfosfamida: 4 días por semana.
  • Prednisona: a dosis decrecientes durante todo el tratamiento.

Pasamos a la fase de mantenimiento con tratamiento oral solamente pero en el mes de Julio, el linfoma volvió a asomar.

Entonces empezamos la fase de rescate con un protocolo M-W modificado de 19 semanas y en estos momentos, a día 20 de Septiembre, Coca continúa con su voraz apetito y una envidiable forma física. Me comentaba ayer Mariano, su dueño, que se está convirtiendo en una atracción para los paseantes de la rivera del Miño verla bucear intentando cazar patos. Aunque nunca lo consigue, ella no desiste.

No sabemos el tiempo que le quedará a Coca, lo que si sabemos es que cada día que esté con nosotros, merece la pena porque sabe disfrutarlo.

 

Coca con Mariano después de una sesión de quimioterapia

Coca con Mariano después de una sesión de quimioterapia

Con todo el cariño para Coca y su familia de su familia de Abros

Elena Diéguez Orodñez

Veterinaria Hospital veterinario Abros

Responsable de oncología

 

 

Hola, soy Bicho, un mestizo de ocho años muy tragón y juguetón y hace un año lo pasamos muy mal, tanto yo como mis amos. Esta es mi historia.

BICHO
En octubre de 2013, fuí a Abros porque tengo contratado un plan de salud(abrosalud) en donde me hacen pruebas dos veces al año para prevenir y detectar enfermedades en estados precoces. Me hicieron una exploración completa, radiografía de tórax, ECG, analíticas y ecografía de abdomen. Todo bien, salvo que en esta última me detectaron una gastritis leve, con una imagen anormal del páncreas. Me pusieron a dieta, privándome de mis chuches favoritas, pero a pesar de ello siguieron los vómitos, perdí el apetito y tenía tanto dolor de barriga que me hospitalizaron, me hicieron más pruebas y acabé en quirófano, para extirpar un nódulo en el páncreas, y al hacerle la biopsia, el resultado fue carcinoma pancreático (según me dijeron un tipo de tumor maligno).

BIOPSIA
Lo peor había pasado. Pero entonces, ¿por qué seguía costándome tanto tragar? ¿Por qué me dolía al comer? Algo no iba bien. Me hicieron una endoscopia esofágica donde se veía que había zonas tan estrechas que no pasaba ni el tubo de la endoscopia.

Vista de la estenosis esofagica.

Vista endoscópica de la estenosis esofagica.

Imagen radiográfica de la estenosis esofágica

Imagen radiográfica de la estenosis esofágica

 

 

 

 

 

 

¿Por qué? Las causas podía ser dos, cicatrices de úlceras esofágicas, provocadas por los vómitos y reflujo crónico o metástasis tumorales. La solución era realizar un TAC para diferenciarlo (hospital Rof Codina de Lugo) donde se descartó que la causa fuesen tumores.

TAC

Era necesario dilatarme el esófago y para ello tenían que venir unos especialistas de Madrid con un equipo especial para realizarlo. Mis amos decidieron ir a por todas, a pesar de los riesgos que tenía el tratamiento.

Dilatación esofágica

 

(Mediante una sonda que se llena con suero a presión, conseguimos la dilatación de la estenosis esofágica, produciendo la rotura de las adherencias y fibrosis de la pared esofágica. Todo el proceso es controlado mediante visualización endoscópica)
Imágenes cedidas por Jose Sampayo

Otra vez quirófano. Me dilataron el esófago y me pusieron una sonda gástrica para alimentarme durante un mes, ya que no podía tomar nada por boca. ¡Con lo que me gustaba comer!

Aspecto de la sonda gastrica colocada

Aspecto de la sonda gastrica colocada

Imagen radiográfica de la sonda colocada

Imagen radiográfica de la sonda colocada

El 24 de Diciembre mis amos decidieron que pasaba las navidades en casa con ellos. Tan pronto llegué me quise comer las bolas del árbol de navidad, con la alegría que tenía. En fin de año me quitaron la sonda y empecé a tomar comida líquida por boca. La aventura me había hecho bajar siete kilos (de 15.3 a 8.5 kg). A día de hoy, con 12 kg, comiendo sólo comida líquida, soy feliz con los míos, incluso pude asistir a la boda de mi ama. Sigo haciéndome controles para ver qué hace mi páncreas, pero de momento todo bien y va para un año.
Esta historia está dedicada a la fortaleza de Bicho y a la perseverancia de su familia.

IMG_0230

Si quieres saber mas sobre como Abrosalud puede ayudar a tu mascota, pincha en el enlace: https://elblogdeabritos.wordpress.com/category/abrosalud/logo definitivo

Mary Gómez Gónzalez

Veterinaria cirujana Hospital veterinario Abros

Poyo es un conejo toy de 3 meses de edad que vive desde hace un mes en casa de sus propietarios, hogar que no comparte con otros animales. Procede de un criadero especializado, donde convivía con más conejos, de los cuales desconocemos más datos. No está vacunado ni de Mixomatosis ni de Enfermedad vírica hemorrágica. Su dieta se basa habitualmente en pienso para juveniles y heno de alta calidad.
Se presenta en consulta tras sufrir un ataque convulsivo repentino, que no asocian a ningún traumatismo, del que recuperó a los pocos minutos, y vuelve a sucederle mientras lo exploramos.
A la exploración nos encontramos con signos compatibles con enfermedad del Sistema Nervioso Central: pérdida de equilibrio, cuello rígido, convulsiones, movimientos de pedaleo, nistagmo horizontal, estrabismo ventrolateral, estado mental deprimido, temblores, salivación.


Entre los diagnósticos diferenciales que incluyen estos signos clínicos:
• Encephalitozoonosis cuniculi
• Pasteurella multocida
• Neoplasia o absceso
• Epilepsia (idiopática o traumática)
• Traumatismo
• Toxoplasma
• Enfermedad metabólica (estadio final de una lípidosis hepática)
• Hipoxia
• Enfermedad cardiovascular
• Ingestión de sustancias tóxicas
• Herpesvirus

Dada la incidencia Encephalitozoonosis y la posibilidad de descartar algunas patologías como improbables por la anamnesis e historia clínica, y a la espera de los resultados de las pruebas realizadas, procedemos a ponerle suero y darle tratamiento con febendazol, vitamina B y anti-inflamatorio, ante los cuales, al poco tiempo, tiene una respuesta favorable. A las pocas horas es capaz de mantener el equilibrio y poco a poco comienza a comer y beber de manera normal.
A los dos días, en los cuales Poyo sigue una buena evolución, recibimos los siguientes resultados.

proteinograma1Acs +grafica1

A nivel renal, los valores eran:  BUN: 25 mg/dl y creatinina sérica : 1.8 mg/dl
Tras cuatro días hospitalizado con tratamiento y debido a la mejoría observada, Poyo recibe el alta para continuar con la medicación en su casa.
Lo último que sabemos de Poyo es que 3 meses después de haber acabado el tratamiento, continúa en perfecto estado, sin signos clínicos de la enfermedad.
La encephalitozoonosis es una enfermedad causada por un microsporidio parásito que puede afectar a gran variedad de hospedadores. Tiene un ciclo biológico directo y la transmisión ocurre a través de la exposición oral o respiratoria a esporas procedentes de la orina de animales infectados. Los conejos eliminan el parásito vía urinaria de manera intermitente en la fase inicial de la infestación, y las esporas pueden sobrevivir en el medio 6 semanas a una Tª de 22ºC.

Hay dos vías de trasmisión
o Horizontal: ingieren las esporas o las inhalan; éstas invaden el epitelio y penetran a través de las células del intestino hasta el torrente sanguíneo. A través de este, se diseminan las esporas hasta pulmones, hígado, riñones y cerebro (son los más afectados)
o Vertical o transplacentaria (en útero durante el desarrollo embrionario). Las esporas migran hasta la capsula anterior del cristalino.
En animales jóvenes (antes de los dos años de vida) se produce una reacción inflamatoria del cristalino, que causa una catarata capsular y acaba en uveítis facoclástica. A veces se frota el ojo por las molestias que le causan.

Catarata en el ojo de un conejo afectado por Encephalitozoon

Catarata en el ojo de un conejo afectado por Encephalitozoon

Esta enfermedad puede pasar inadvertida durante años, y aunque resulte curioso, la severidad de los síntomas no se relaciona siempre con la severidad de la enfermedad.
Signos característicos:
–  Típicos de nefritis intersticial crónica, poliuria/polidipsia, incontinencia, escocimiento de la piel por contacto con la orina, adelgazamiento y anorexia.

–  Asociados a encefalitis granulomatosa: ataxia, paresia, ladeo de la cabeza, rotación longitudinal, desplazamiento en círculos, nistagmo y estrabismo ventrolateral.

Encephalitozoon microscopio

Imagen microscópica de microgranulomas en cerebro de E. cuniculi en un conejo afectado de encefalitis

El tratamiento consiste por un lado en la administración de la medicación específica frente al parásito, y por otro en terapia de soporte y centrada en los signos clínicos concretos en cada caso.
Deborah García Martínez
Veterinaria especialista en especies exóticas
Hospital veterinario Abros

El vaciado de la vejiga es una forma natural de defensa frente a infecciones del tracto urinario. Por lo tanto, los desórdenes anatómicos que conlleven un defecto del vaciado o un remanente de orina residual van a predisponer a la colonización y multiplicación bacteriana. Entre las anomalías anatómicas se encuentran las relacionadas con el uraco. Así podemos ver el uraco persistente cuando el canal o ligamento uracal se manifiesta en todo su recorrido entre la vejiga y el ombligo, el  quiste uracal en el que el epitelio secretor persiste en segmentos aislados, el seno uracal que comunica con el ombligo externo, y divertículos vesicouracales que son ciegos y se sitúan en el ápice vesical.

688

Anamnesis y examen físico

Chispa es una gata siamesa, indoor, entera, de 7 años de edad. Viene a consulta porque desde hace un mes aproximadamente está apática e inapetente, no responde al juego, se aísla y además pasa mucho tiempo en el arenero y maúlla.

Está desparasitada interna y externamente de forma regular,  vacunada anualmente con trivalente felina y es negativa a leucemia y a inmunodeficiencia por test ELISA; no ha tenido ninguna enfermedad relevante hasta ahora.

Presenta  un cuadro de disuria, periuria, polaquiuria, estranguria y hematuria.

En el examen físico general, una condición corporal de 2/5, la respuesta dolorosa a la presión vesical suave y la vejiga pequeña y dura a la palpación, fueron las alteraciones más relevantes; temperatura rectal de 38,7ºC.

Pruebas clínicas realizadas

Cistopunción ecoguiada para extracción de muestra de orina y su posterior cultivo y urianálisis.

– Urianálisis: densidad 1044, pH 8,5, sangre+++, proteínas+++. Cristales de fosfato amónico magnésico.  Citología del sedimento: sedimento activo, visualizándose abundantes neutrófilos degenerados fagocitando cocos y bacilos,  también hematíes.

Cultivo bacteriano: aislamiento de bacterias del género E.Coli.

Tabla I

– Radiografía de abdomen sin alteraciones.

Ecografía de abdomen:

Vejiga:

1. Presencia de abundante material hiperecoico intravesical con sombra posterior, situado en la parte declive y engrosamiento generalizado de la mucosa

 Se aprecia la presencia de sedimento en la luz de la vejiga y engrosamiento de la pared.

Se aprecia la presencia de sedimento en la luz de la vejiga y engrosamiento de la pared.

2. Divertículo vesical apical de 0,38 cm de diámetro compatible con persistencia de divertículo uracal.

Corte transversal del vértice de la vejiga. Vemos el divertículo uracal (flecha).

Corte transversal del vértice de la vejiga. Vemos el divertículo uracal (flecha).

Demás órganos abdominales ecográficamente sin alteraciones.

Diagnóstico

Según los diagnósticos diferenciales de FLUTD

1. Trastornos metabólicos: Urolitos/ Tapones uretrales

2.Trastornos inflamatorios (infecciosos/no infecciosos)

3.Traumatismos

4.Trastornos neurógenos: Disinergia refleja/Espasmo uretral/Vejiga hipo o atónica

5.Enfermedad iatrogénica: Soluciones de lavado retrógrado/Catéteres uretrales/Complicaciones de uretrostomías

6.Alteraciones anatómicas: Congénitas (Anomalías del uraco/Fimosis/ Útero masculino persistente),

Adquiridas (Estenosis uretrales)

7.Neoplasias

8.Idiopáticas

y conforme a las pruebas realizadas, el diagnóstico al que se llegó fue de persistencia de divertículo uracal con cistitis bacteriana secundaria.

Tratamiento médico

A la espera de los resultados del cultivo bacteriano iniciamos tratamiento con cefovecina (Convenia) 1ml/kg SC; meloxican (meloxoral) 0,2 ml/kg/día, VO el 1º día, y continuamos con 0,1 ml/kg/día; buprenorfina (buprex) 0,03 ml/kg/8hs en mucosa oral y dieta húmeda acidificante.

Evolución

A la semana de iniciar el tratamiento hay una mejoría relativa, ha recuperado el apetito y va menos veces a la bandeja pero continúa con vocalización en el arenero y no está tan activa como antes.

Tras dos semanas de tratamiento repetimos ecografía de abdomen y seguimos viendo en la vejiga la imagen del divertículo apical, la mucosa vesical continúa engrosada y ha desaparecido el sedimento.

Corte longitudinal de la vejiga, donde se aprecia una protusión de 0,38 cm de diámetro.

Corte longitudinal de la vejiga, donde se aprecia una protusión de 0,38 cm de diámetro.

Repetimos el tratamiento con cefovecina y tras un mes, la mejoría seguía siendo parcial tanto a nivel clínico como ecográfico. Debido a la falta de respuesta completa, procedemos a la resección quirúrgica del divertículo uracal.

Figura 4

Imagen intraoperatoria del divertículo (delimitado por flechas).

El procedimiento anestésico aplicado fue  el siguiente: premedicamos con Metadona (Metasedin) IM,  Dexmedetomidina (Dexdomitor) IM, Meloxicam (metacam) SC. Inducimos con: Ketamina (Imalgene) IM y Xilocaina para anestesia local en glotis. Mantenimiento: Dexmedetomidina en infusión continua 0,25 ml/litro, 10 ml/kg/h IV, Isofluorano 1,5%, circuito semiabierto, Oxigeno 0,3 litros, Fluidoterapia Ringer lactato 10 ml/kg/hora

Postoperatorio: Buprenorfina (buprex)  0,03 ml/kg SC, 1ª dosis a las 2 h de la metadona y transmucosa cada 8 h, los cuatro días siguientes a la cirugía. Meloxicam (Meloxoral)  durante 4 días.

A las dos semanas postcirugía habían cesado completamente  las manifestaciones de dolor asociadas a la micción y paramos  el tratamiento antibiótico.

Corte longitudinal de vejiga que muestra la zona de cicatrización a las dos semanas postcirugía.

Corte longitudinal de vejiga que muestra la zona de cicatrización a las dos semanas postcirugía.

Al mes repetimos ecografía y urianálisis; el cultivo de orina es negativo

tabla III y en la ecografía observamos una buena cicatrización de la vejiga, la pared bien definida y el contenido anecoico.

Corte longitudinal de vejiga al mes postcirugía

Corte longitudinal de vejiga al mes postcirugía

A los dos meses, Chispa ha ganado peso, la propietaria la encuentra mucho más activa y ecográficamente vemos una imagen de la vejiga sin alteraciones.

Discusión del caso

Es muy infrecuente que un gato con una función renal normal presente una infección urinaria, solo un 2% de gatos menores de 8 años con cistitis son positivos a cultivos de orina,  por ello siempre debemos buscar causas predisponentes. En este caso, nos encontramos con la persistencia de un divertículo vesicouracal. Los divertículos pueden interesar a todo el espesor de la pared sin sobresalir de la serosa o protruir hacia el exterior.  Se diferencian los congénitos de los adquiridos. Estos últimos pueden ser consecuencia de una presión intravesical muy elevada debido a un vaciado incorrecto que provoque aumento de la presión intravesical.

A veces se asocian a otras anomalías anatómicas de los conductos urinarios o funcionales como disinergias reflejas, hiperactividad vesical o incompetencia uretral entre otros.

En  conclusión, debemos prestar atención a todas estas posibilidades porque un mal diagnóstico puede llevar al fracaso de la intervención quirúrgica o a una cirugía innecesaria, puesto que un porcentaje de  divertículos macroscópicos desaparecen a las dos semanas de resolverse los signos clínicos; si persisten los síntomas sin que haya desaparecido el divertículo, como ha ocurrido en el caso descrito, está indicada la resección quirúrgica del mismo.

Elena Diéguez Ordóñez

Veterinaria,  Hospital Veterinario Abros.

Artículo publicado en Junio 2014 en la revista científica especializada en medicina veterinaria Argos

Bibliografía

1. Nuevos conceptos sobre enfermedades de vías urinarias inferiores felinas. D: F: Lawler. 1988

2. The feline patient IV edition. Gary D. Norseprtthy. 2011

3. Feline and medicine therapeutic. 3th edition. EA Chandler CJ Gaskell and RM Gaskell 2004.

4. Canis et felis. Afecciones del tracto urinario inferior del gato. nº 40.

5. Osborne y col. Diseases of the lower urinary tract. 1995.

Cistitis idiopática, cistitis intersticial o cistitis inflamatoria son diferentes nominaciones por las que se conoce a una patología en la que podemos observar un engrosamiento de la pared de la vejiga sin una causa física aparente, que es muy dolorosa y se caracteriza por la presencia de síntomas relacionados con la micción como eliminación fuera de la bandeja (periuria), sangre en la orina (hematuria), sensación constante de necesitar orinar (disuria) eliminando pequeñas cantidades de orina y vocalización mientras orina (estranguria).

Es una enfermedad de la que todavía no se entienden bien los mecanismos por las que se produce, se han observado muchas similitudes con la cistitis intersticial humana y los últimos estudios tanto en medicina humana como veterinaria nos inducen a pensar en que su manejo debe hacerse considerando el animal en conjunto y su situación particular (alimentación, grado de estrés al que está sometido, entorno en el vive…).

Por lo tanto, la clave del éxito está en un correcto diagnóstico, en la formulación por el veterinario de un paquete de medidas correctoras adaptadas a cada caso particular  y en el correcto cumplimiento por parte del propietario.

Caso de Xiña

DSC01014

Historia clínica:

Xiña es una gatita común de 5 años de edad, vive en un piso dúplex sin más gatos y sin acceso al exterior. Solo come pienso de gama alta para gatos esterilizados. Tiene una habitación con “sus cosas” (arenero, comedero, bebedero y rascador) y acceso a toda la casa. Está correctamente vacunada y desparasitada y no ha tenido enfermedades anteriores. Las últimas semanas, la ven acicalarse de forma obsesiva, acude con más frecuencia al arenero (a veces no consigue orinar y otras solamente unas gotas) y ha empezado a orinar fuera de la bandeja y el color es rojizo . Los últimos días la escuchan quejarse mientras está orinando y eso es lo que más les preocupa.

Han estado a tratamiento con un antiinflamatorio y aunque parece que le alivia un poco, continúa con los mismos síntomas.

Perfil emocional de Xiña:

  • Contacto con la familia: generalmente busca y acepta el contacto.
  • Contacto con extraños: aparece al cabo de un rato pero no acepta que la toquen.
  • Grado de agresividad: nunca es agresiva.
  • Otros miedos: miedo ante estímulos específicos y desconocidos para ella.

Exploración física:

Condición corporal 3/5 (se encuentra en su peso ideal), exploración general normal salvo manifestación de dolor a la palpación de la vejiga. En la exploración dermatológica vemos alopecia autoinducida en abdomen ventral e ingle.

Diagnóstico diferencial de eliminación inapropiada

  1. Urolitiasis
  2. Cistitis idiopática felina
  3. Neoplasias
  4. Infección bacteriana del tracto urinario
  5. Comportamiento (marcaje…)

feliway 2

Pruebas diagnósticas:

  • Ecografía: engrosamiento uniforme de la pared de la vejiga. No hay evidencia de cálculos o neoplasias. Hacemos punción ecoguiada de la vejiga para extracción de orina.
  • Urianálisis:

◦    color amarillo, densidad >1050.IMG-20140619-WA0000

◦    tira de orina: sangre +++, proteínas ++, leucocitos +++.

◦    sedimento urinario: eritrocitos, células epiteliales de descamación vesical, algún neutrófilo sin degenerar. No se observan bacterias.

  • Radiografía de abdomen: no se observan cálculos en el tracto urinario.
  • Cultivo de orina negativo.

Diagnóstico: cistitis idiopática felina.

Plan de tratamiento:

  • Analgésicos transmucosa oral los 5 primeros días.
  • Antiinflamatorios 6 días.
  • Cambio gradual del medio (enriquecimiento ambiental): En el siguiente enlace puede encontrar mas información sobre como evitar stress en gatos:   https://elblogdeabritos.wordpress.com/2012/11/01/por-que-mi-gato-orina-por-casa/
  • bandeja de arena: cambiar la bandeja cubierta que tiene ahora por una abierta y amplia. La arena debe ser aglomerante y sin fragancias. Proporcionar una bandeja adicional en un lugar tranquilo de la casa.
  • Comedero y bebedero: están situados muy cerca de la bandeja de arena, recomendamos alejarlos de la bandeja y proporcionar un bebedero adicional en otra zona separada.
  • Zonas de descanso: recomendamos permitir el acceso a todas las zonas de la casa que tenía restringidas por la eliminación de orina en ellas. Limpiar los puntos en los que orina con detergentes enzimáticos que eliminan los olores. Habilitar puntos altos a los que pueda acceder. En el siguiente enlace podéis ver las diapositivas de la conferencia celebrada el día 04/Abril/2013 sobre las necesidades de los gatos a la hora de vivir dentro de nuestras casas:
  • https://elblogdeabritos.wordpress.com/2013/04/08/como-disenar-un-hogar-acogedor-para-nuestro-gato/
  • Juego: aumentar la calidad del tiempo que le dedican a Xiña, jugando con ella e interaccionando.
  • Feromonas sintéticas ambientales.Digital StillCamera
  • Cambio de dieta: iniciamos un cambio gradual en 4 días a una dieta específica para el tratamiento y disminución de episodios de cistitis recurrentes. Utilizamos dieta seca y un aporte diario de dieta húmeda.

Evolución:

A los cuatro días, está comiendo la nueva dieta y la propietaria nos dice que ya ha incorporado varios de los cambios que le hemos aconsejado.

A las dos semanas, la mejoría es notable. Sólo orina en las bandejas y no han vuelto a ver la arena y el color de la orina es normal.

Al mes ya se aprecia el crecimiento normal del pelo en abdomen.

Cuatro meses después, Xiña continúa con su dieta y sin ningún síntoma de enfermedad.

 

Elena Diéguez Ordoñez

Veterinaria Hospital veterinario Abros

 

 

 

 

                Kuki es un perro mestizo de 12 años que llevaba una semana con el ojo derecho mal, empezó cerrando el ojo, estuvo con tratamiento en su veterinario, pero progresivamente fue empeorando hasta tornarse en este aspecto que alarmó mucho a su dueña.

Aspecto de la ulcera de Kuki

Aspecto de la ulcera de Kuki antes de iniciar el tratamiento

Ulcera melting 2

Aspecto inicial de la ulcera de Kuki

              Es lo que llamamos una úlcera melting o colagenasa positiva, las bacterias que colonizan la córnea liberan enzimas que producen una gelatinización de la córnea, que literalmente parece que se va a caer, se derrite. Las úlceras colagenolíticas asociadas a una dilución progresiva del estroma corneal no puede ser caracteriazadas como un grupo en particular, sino como un componente de complicación de las úlceras corneales. Durante el proceso de cicatrización corneal normal se producen proteasas y colagenasas, que participan en la eliminación de tejidos desvitalizados y detritus celulares, pero en procesos patológicos como este pueden existir niveles elevados de ciertas proteasas, lo cual puede llevar a una rápida degradación del colágeno y algunos otros componentes de la matriz extracelular.

                Suelen ser úlceras corneales con un origen traumático por lo que rápidamente se contaminan con bacterias. Las bacterias que más frecuentemente son aisladas de ojos afectados suele ser Estafilococo spp (39%), Estreptococos spp (25%), Pseudomonas spp (9.4%), Escherichia coli ( 4.7%), Corynebacterium spp (3.9%) y Bacillus cereus (2.4%). La mayoría de los Estafilococos spp fueron susceptibles a cloranfenicol, eritromicina y carbenicilina. Las Pseudomonas spp fueron susceptibles a gentamicina, tobramicina y amikacina.

El diagnóstico se debe basar en un examen citológico, para posteriormente mandar a realizar cultivo bacteriológico y sensibilidad antibiótica. La obtención del material para cultivo bacteriológico se debe de realizar antes de aplicar anestésicos tópicos y se debe de tener cuidado de no tocar los bordes palpebrales con el hisopo estéril.

El éxito en el manejo de estas úlceras colagenolíticas se basa en la capacidad de controlar los agentes infecciosos y disminuir el efecto de las proteasas sobre la córnea.

Además del citado tratamiento antibiótico, es útil en este tipo de úlceras la utilización de drogas anticolagenasa sobre la córnea del perro, que detienen la actividad enzimática de las bacterias de destruir la córnea afectada. Hay un amplio número de fármacos con esta función, desde comerciales a naturales, elaborados a partir de la propia sangre del paciente. Entre estos compuestos cabe citar: acetilcisteína, la cisteína, el citrato de sodio, el ascorbato de sodio, los compuestos de tetraciclina, los péptidos que contienen tioles, el EDTA sódico, el EDTA cálcico, la penicilamina, la heparina y el suero autólogo. La acetilcisteína y el suero autólogo son los inhibidores de proteasas más comúnmente utilizados. En el caso de Kuki hemos empleado suero autólogo y EDTA. El suero autólogo se elabora a partir de la sangre del paciente, que se centrifuga y se obtiene, en las mayores condiciones de higiene, el suero. Algunas opciones adicionales para estas úlceras incluyen el uso de lentes de contacto suaves, adhesivos corneales, membranas biológicas y otro amplio número de técnicas quirúrgicas.

A los pocos días de tratamiento de Kuki con antibióticos tópicos y sistémicos y suero autólogo se comenzaron a ver los resultados.

Aspecto del ojo de Kuki después de iniciado el tratamiento

Aspecto del ojo de Kuki después de iniciado el tratamiento

Aspecto de la ulcera, respondiendo al tratamiento efectuado

Aspecto de la ulcera, respondiendo al tratamiento efectuado

Puedes leer mas sobre úlceras corneales en el siguiente enlace:

https://elblogdeabritos.wordpress.com/2012/01/02/la-ulcera-corneal/

Lorena Pérez Fernández

Veterinaria Oftlamóloga Hospital veterinario Abros

Bibliografía:

García Sánchez, G. Úlceras corneales complicadas. Ponencia de Medicina y cirugía de piel y órganos de los sentidos. AMVAC. Madrid 2006.

Gelatt, Kirk. Fundamentos de Oftalmología Veterinaria. Masson.2003

Hoy queremos que conozcáis la historia de Duma, una preciosa shar-pei, afectada por una enfermedad que afecta a sus riñones y su hígado:

Os queremos presentar dos casos reales que han acudido reciéntemente a nuestro hospital. En ambos se llegó al mismo diagnóstico, aunque el motivo de consulta, la prueba que nos permitió llegar el diagnóstico y la evolución son completamente diferentes.  Esta enfermedad puede manifestarse de formas muy diferentes y es vital  el diagnóstico precoz para conseguir que el tratamiento sea eficaz.

El primero es Ross, un cruce de Pastor Alemán de vida exterior, siempre ha vivido en un pueblo cerca de Ourense ciudad, 8 años de edad, con adelgazamiento progresivo y en  los últimos días cojera de la extremidad posterior izquierda, que no respondió al tratamiento con antiinflamatorios. Además el propietario nos dice que le duele todo, al tocarle se queja y que cada día está más apático y pasa más tiempo acostado. Continúa comiendo bien.

Ross ha adelgazado mucho, aunque sigue comiendo con mucho apetito

Ross ha adelgazado mucho, aunque sigue comiendo con mucho apetito

Exploración: muy delgado, zona inflamada mal definida a nivel de la musculatura del corvejón de la pata izquierda y una masa blanda subcutánea en el lado derecho del cuello de 6×8 cm y dolor muscular generalizado. Seborrea. Temperatura 39,7ºC. Linfonodos, mucosas, auscultación… todo normal.

Detalle del nódulo provocado por reacción inflamatoria desencadenada por el parásito

Detalle del nódulo provocado por reacción inflamatoria desencadenada por el parásito

Tenemos un perro que ha adelgazado, con buen apetito, cojera, dolor muscular, nódulos subcutáneo y muscular y fiebre.

Pruebas diagnósticas:

-Hematología: leve anemia arregenerativa.

-Radiografía de la extremidad afectada: sin alteraciones óseas.

En la radiografía no se aprecian lesiones en hueso. Si puede observarse inflamación de tejidos blandos.

En la radiografía no se aprecian lesiones en hueso. Si puede observarse inflamación de tejidos blandos.

-Citología de los linfonodos periféricos es normal. Citología del contenido de los nódulos: células inflamatorias (neutrófilos y macrófagos) con abundantes hematíes y ausencia de bacterias y otros organismos infecciosos.

-Ecografía del nódulo del cuello y la extremidad afectada: imagen de líquido y tejido blando trabeculado. El aspecto macroscópico del líquido es mucoide sanguinolento.

En la ecografía podemos apreciar el tamaño del nódulo (entre las flechas) con contenido líquido en su interior

En la ecografía podemos apreciar el tamaño del nódulo (entre las flechas) con contenido líquido en su interior

-Test ELISA de Leishmania en sangre negativo. Título de Anticuerpos de Leishmania en sangre negativo. PCR cuantitativo en el líquido de los nódulos positivo

analisis Ross

Empezamos tratamiento con alopurinol y antimoniato de meglumina. La respuesta no fue favorable y se decidió la eutanasia.

El segundo es Rayo, un Cocker Spaniel de 4 años que vive dentro de casa, pasa la mayor parte del año en Madrid y viene a Ourense esporádicamente. Acude a nosotros porque los últimos días le notan un poco apático y leve descamación alrededor de los ojos, adelgazó 500 gramos.

image (2)

Rayo

Exploración: condición corporal buena, mucosas, refil, auscultación y temperatura corporal normal. Linfonodos poplíteos y preescapulares levemente agrandados, seborrea y alopecia periocular, pequeña úlcera en la trufa. Seborrea y eccema en un codo. Conjuntivitis bilateral.

Título de anticuerpos antileishmania en sangre negativo, en el mes de Octubre.

Tenemos  un perro con una buena condición corporal, con apatía desde hace pocos días (síntoma muy inespecífico), lesiones leves en piel y linfonodos aumentados de tamaño.

Pruebas laboratoriales:

Punción y citología de los linfonodos poplíteos, observamos la presencia de amastigotes de Leishmania.

Hematología: leve anemia arregenerativa causada en este caso por una respuesta inflamatoria crónica.

Bioquímicas en sangre de hígado y riñón normales.

Proteinograma: gamma globulinas aumentadas en respuesta a un estímulo crónico.

Densidad de orina 1027 gr/L (normal >1030). Ratio UPC 0,2 (normal <0,5)

Anticuerpos anti- Leishmania en sangre: 1/160 ().

analisis Rayo

Empezamos tratamiento con alopurinol y antimoniato de meglumina, siendo la evolución física y analítica favorable.

Rayo, recuperado después del tratamiento

Rayo, recuperado después del tratamiento

Puntos clave:

–          El título de anticuerpos en sangre o los test ELISA, se utilizan para detección precoz de la enfermedad, no obstante se necesitan un periodo de tiempo de entre 2-3 meses desde que el sistema inmune del animal entra en contacto con el parásito hasta tener un resultado positivo. Es decir, un negativo en Octubre puede convertirse en dudoso en Noviembre y positivo en Diciembre.

–          Un título de anticuerpos negativo en sangre en un animal con sintomatología y analíticas compatibles con la enfermedad, no excluye la leishmaniosis. Puede que tenga un sistema inmune muy debilitado y no responda adecuadamente o que la carga de parásitos no sea tan elevada como para dar un resultado positivo.

–          Si utilizamos la técnica de PCR en el diagnóstico, debe ser PCR cuantitativo. Puesto que la técnica de PCR detecta fragmentos de ADN del parásito, puede ser positivo porque el animal tiene leishmanias en su cuerpo, pero que la carga de parásitos sea muy pequeña y que no sea la causa de la enfermadad. Con el PCR cuantitivo, además de ser una prueba muy sensible, mide la cantidad de parásitos.

–          Desde el punto de vista laboratorial, el diagnóstico de leishmaniosis puede resultar muy sencillo si vemos leishmanias en citología de linfonodos o tenemos título de anticuerpos positivo, pero a veces hay que recurrir a pruebas más complejas y costosas como punciones de médula ósea o biopsias de lesiones.

–          Un diagnóstico de leishmaniosis, no excluye la presencia de otras enfermedades concomitantes o secundarias. No es infrecuente la presencia de ehrlichiosis, parásitos intestinales, cistitis, rotura de ligamentos cruzados, artropatías, enfermedad renal, pioderma, conjuntivitis…  debemos tenerlas en cuenta, diagnosticarlas y tratarlas.

–          Debido a la gravedad de esta enfermedad y a la complejidad de su diagnóstico y tratamiento, es muy importante hacer hincapié en la prevención y acudir al veterinario ante cualquier síntoma sospechoso lo antes posible. Los síntomas no son agudos, el perro no se enferma de repente sino que es un empeoramiento progresivo (adelgazamiento, mal pelaje, cojeras intermitentes…), eso hace que en muchas ocasiones se vaya demorando la visita al veterinario y condicione el tratamiento y la evolución del paciente.

Si quieres saber más sobre Leishmania, puedes consultar el siguiente enlace:

https://elblogdeabritos.wordpress.com/2011/07/14/leishmaniosis-un-peligro-latente/

Elena Diéguez Ordóñez

Veterinaria Hospital veterinario Abros

Os voy a contar una aventura que vivió Lucas, un precioso bulldog francés que viene a visitarnos.

Este es Lucas con Judit

Este es Lucas con Judit

Cada vez que estaba en la sala de espera, yo ya sabía que había llegado sin verlo, porque podía oírlo, ya sabéis el problema respiratorio que tiene esta raza en mayor o menor medida: roncan, respiraciones ruidosas, rápidas y con la boca abierta, sobre todo cuando se ponen nerviosos. Algunos (no era el caso de Lucas) llegan a ponerse azulados y tiene colapsos respiratorios, en los que puede peligrar su vida.

  Parte de la culpa de esos problemas respiratorios lo tiene el paladar blando, que en esta raza, al igual que en otras como los carlinos, pequineses…, lo tienen demasiado largo y al respirar “choca” con la epiglotis, como podéis ver en el siguiente video.

  Este problema solo tiene una solución y es la quirúrgica, pero todos sabemos el miedo que se tiene a pasar por el quirófano.

Un día, el valiente Lucas y sus dueños se decidieron a hacerlo mediante la técnica de cirugía laser que es más segura y rápida que la tradicional con bisturí.

Podemos ver la exvesiva longitud del paladar. La zona delimitada por lso hilos de sutura es la que debe eliminarse.

Podemos ver la excesiva longitud del paladar. La zona delimitada por los hilos de sutura es la que debe eliminarse.

Hemos utilizado el laser para cortar la parte izquierda que debíamos eliminar. Con el laser el sangrado es mínimo  y la inflamación y el dolor posteriores también son mucho menores que con la cirugía convencional

Hemos utilizado el laser para cortar la parte superior de la zona que debemos eliminar. Con el laser, el sangrado es mínimo y la inflamación y el dolor posteriores también son mucho menores que con la cirugía convencional

Hemos terminado de eliminar la parte izquierda del paladar y hemos suturado esa zona para ayudar a la cicatrización.

Hemos terminado de eliminar la parte izquierda del paladar y hemos suturado esa zona para ayudar a la cicatrización.

Tenéis mas información disponible sobre cirugía laser en el siguiente enlace: https://elblogdeabritos.wordpress.com/2011/12/18/cirugia-laser-la-tecnologia-al-servicio-de-la-medicina/

Lucas ya estaba en casa el mismo día, con sus amos, y ahora 1 mes más tarde lo único que os puedo poner son las palabras de su dueña Judit de como esta nuestro querido amigo ahora:  “Ahora a veces me asusto porque no lo oigo respirar , y cuando salimos a pasear, ¡podemos dar largos paseos!”

Mary Gómez González

Veterinaria especialista en cirugía y neurología

Hospital veterinario Abros

El caso de Zeus no tiene final feliz, pero hemos querido publicarlo para dar a conocer esta peligrosa enfermedad  y ayudar a evitar que a otras mascotas pueda pasarle lo mismo.  El fallo renal crónico muchas veces tarda en manifestar los síntomas y estar prevenidos para poder diagnósticarlo y tratarlo en fases iniciales de la enfermedad es muy importante.

Tambien puedes ver información sobre la enfermedad renal felina en el siguiente enlace del blog: https://elblogdeabritos.wordpress.com/2013/07/23/la-insuficiencia-renal-felina/

Cristina Nieto Paredes

Veterinaria Medicina Interna

Capi: Un ejemplo de lucha

Publicado: 10 enero, 2014 en Relatos reales

Con la historia de Capi  abrimos una nueva sección en el blog, dedicada a casos reales.

Capi es un grandullón de 80 kilos de peso que comenzó a cojear de la extremidad delantera derecha.  Después de la exploración, radiografía y la citología de la masa dolorosa que afectaba a la zona de la articulación del carpo, el diagnóstico es de un osteosarcoma.  Este tumor óseo es muy agresivo y el pronóstico es malo.  Capi tenía mucho dolor en la extremidad afectada y el único planteamiento posible que podíamos ofrecer era la amputación.  Los perros y los gatos se adaptan bien a vivir con 3 patas, pero la complicación de Capi era su peso.

Finalmente sus propietarios decidieron intentarlo para darle una oportunidad y despues de 3 semanas de rehabilitación,  Capi comenzó a caminar por si mismo, sin ayuda y hoy está en casa de nuevo, llevando la vida que hacía antes de enfermar.

Radiografía del radio afectado por unosteosarcoma

Radiografía del radio afectado por un osteosarcoma