Archivos de la categoría ‘Abroslar’

Mi nombre es Pelusa y soy una gatita persa de 5 años. Vivo en un piso acompañada de mi familia, en donde no me falta de nada. Un buen día, mis dueños comenzaron a  recoger todas mis cosas. Me puse un poco nerviosa, sobre todo porque también sacaron mi transportín, lo que significaba que íbamos a ir a algún sitio. Quise meterme enseguida dentro, ¡no se fueran a olvidar de mi!

DSC_0019 copia1

Emprendimos el viaje, yo seguía sin saber a dónde nos dirigíamos y cuando me di cuenta, estábamos en Abros. Conocía el sitio ya que dos veces al año mis dueños me llevan a que me realicen unos chequeos para asegurarnos que mi salud está bien. Pero las cosas no me cuadraban ¿para que querían todas mis cosas?

Escuché a mis dueños que hablaban con Covi, le explicaron que tenían que irse unos días, les preocupaba como me sentiría yo, ya que no tenían con quien dejarme. Nunca antes había dormido en un sitio que no fuera mi casa y eso también me inquietaba a mí.

Ella los tranquilizó y explicó con paciencia los cuidados que me iban a dar.

IMG_20150912_200550749 - copia

Nos acompañó a la habitación donde me iba a quedar. Allí colocaron mis cosas, mi rascador, una camita, mi arenero, mis comederos y mis juguetes. Me dejaron tranquila dentro de mi trasportín con la puerta abierta, me imagino que para que saliera cuando me sintiera mejor.

Si os digo la verdad la primera noche estuve un poco asustada y decidí no salir. Por la mañana temprano recibí  la visita de una chica, no puedo decir quién era porque me negué a mirarla. Pasado un rato, mis ganas de ir al arenero aumentaban y decidí que era el momento de salir y ¿cuál fue mi sorpresa?  Vi que lo que me rodeaba era estupendo, además ¡olía todo como en casa!, y también aquí tenía todo lo que necesitaba, ¡incluso habían puesto una fuente con agua corriente como a mí me gusta!

MIKA

Mika durante su estancia

Decidí explorarlo todo y descubrí un montón de sitios para subirme, esconderme y jugar, y por si todo esto fuera poco tenía  un ventanal enorme  por donde entraba luz exterior  que daba a un jardincillo donde durante todo el día reinaba la paz.

Brita

IMG-20151126-WA0001

Homer curioseando en el jardín

De repente la puerta de mi habitación se abrió y fui corriendo a refugiarme de nuevo en mi trasportín, era Covi la que venía y me traía para comer unos sobrecitos de comida húmeda que me dan siempre en casa y ¡me encantan! ¡Los reconocí por el olor! Salí poco a poco, porque he de reconocer que es  algo a lo que no puedo resistirme. Covi se sentó cerca de mí y espero a que terminara de comer, entonces comenzó a querer jugar conmigo con una varita que tenía una plumas en un extremo, que parecía divertida. ¡Echamos un buen rato entretenidas!

Los días posteriores fueron estupendos. Transcurrieron tranquilos, Covi venía a visitarme varias veces al día, me cepillaba, me limpiaba el arenero, se aseguraba que tuviese siempre agua fresca, los comederos con comida, jugábamos….y estaba siempre pendiente, por si me sentía mal avisar al veterinario. Cuando ella no estaba pasaba el tiempo durmiendo, jugando sola y mirando por la ventana entretenida.

Cuando vinieron a buscarme mis dueños me puse super contenta, no sabía cómo explicarles que lo había pasado muy bien y todas las cosas que había hecho. No me preguntéis como, pero creo que me entendieron porque solo había que mirar la cara de felicidad que tenían al verme tan contenta.

3

Si quieres saber mas sobre Abroslar:

http://wp.me/p1Doih-Ey

Texto: Covadonga Suárez Tesouro

Fotos: Natalia De Evan Freijedo y Alba González González

Agradecemos a nuestros peludos amigos y a sus propietarios el permitirnos publicar sus fotos.

Anuncios

Abroslar

Publicado: 26 noviembre, 2015 en Abroslar, Todo sobre tu gato
Etiquetas:, , , , , ,

Abroslar es un hotel para mascotas, un proyecto realizado con mucho cariño y siempre pensando en el bienestar de nuestras mascotas.
Pretendemos facilitar a vuestros animales que su estancia con nosotros sea divertida y cumpla con las necesidades particulares de cada uno.IMG_20150808_242330005
Para ellos a continuación os mostramos nuestras instalaciones; en las que una de las características principales es que perros y gatos están totalmente separados, para que su estancia sea lo más tranquila posible.

Alojamientos de gatos

Alojamientos de gatos

 

Vista de la zona de alojamiento de perros

Vista de la zona de alojamiento de perros

 

Phoebe disfrutando de su paseo

Phoebe disfrutando de su paseo

 

Teddy en la zona de juego

Teddy en la zona de juego

En la siguiente tabla podéis ver los precios de la estancia por día, tomando como referencia el de un día suelto, sobre el que se hacen descuentos cuando la estancia es mas prolongada.

Precios Abroslar

Destacamos que los servicios incluyen: estancias espaciosas con camas, paseos, sesiones de juego, servicio de peluquería y la tranquilidad de tener veterinario 24 horas presenciales si es necesario….

Turron

Turrón durante su estancia en Abroslar

En el siguiente enlace nuestra amiga Nina nos cuenta como transcurre un dia perruno en Abroslar

http://wp.me/p1Doih-EK

y si quieres leer como transcurre un día felino en Abroslar: http://wp.me/p1Doih-F1

3

Covi, responsable de Abroslar

Covi, responsable de Abroslar

Texto: Covadonga Suárez Tesouro

Fotos: Natalia De Evan Freijedo y Alba González González

Agradecemos a nuestros peludos amigos y a sus propietarios el permitirnos publicar sus fotos

Logo residencia

Nina

Nina

Hola, mi nombre es Nina . Un buen día, sentada en la tranquilidad de mi cama escuché a mis dueños murmurar que tenían que irse de viaje y no podían llevarme, estaban muy preocupados intentando buscar una solución y comentaban que lo mejor sería llevarme a Abros, que disponían de un hotel canino.
De repente sentí una angustia porque no sabía que podía pasar. Yo voy a Abros muchas veces, a vacunarme, a hacer mis revisiones del plan de salud Abrosalud, cuando no me encuentro bien e incluso mis dueños me llevaron de pequeñita a unas clases donde había más cachorros y aprendimos un montón de cosas.
Al día siguiente, cuando salimos a pasear, al encontrarme con mis amigos perrunos, les comente mis inquietudes. Fue una suerte compartir mis temores porque algunos de ellos ya habían estado allí.

IMG-20151113-WA0005

Uno de mis mejores amigos me explicó un poco lo que hacían:
“ Los días allí empiezan tempranito. Cuando empieza a amanecer se encienden las luces y aparece una de las auxiliares que es la encargada de cuidarnos. Nos da los buenos días y empieza a sonar una musiquita con la que nosotros nos despertamos.

Ringo después de su paso por Abroslar

Otto después de su paseo.

Estamos separados en habitaciones. En cada habitación disponemos de una cama con un colchón muy cómodo, una mantita, nuestros juguetes y un bebedero y comedero.
Nos abre la puerta y salimos al patio. Si nos portamos bien, podemos salir todos juntos, sino, lo hacemos por separado, porque la chica que nos cuida no le gusta vernos reñir. Hay un patio muy grande, en el que hacemos nuestras cosas y nos echamos unas buenas carreras. Mientras estamos a lo nuestro, nos asean la habitación y nos sirven el desayuno, eso si, no comemos hasta que estamos sentados y tranquilos. Cuando acabamos, volvemos a nuestras habitaciones para relajarnos, algunos se ponen a jugar con sus juguetes, otros descansamos escuchando la música y los más perezosos vuelven a echar una cabezadita.

Goomer

Gumer disfrutando de uno de sus juguetes

Las horas pasan enseguida y cuando nos damos cuenta volvemos a ver a la chica que nos cuida. Los rayos de sol ya comienzan a entrar por las ventanas de nuestras habitaciones pero de repente se abre una puerta enorme y podemos percibir el olor de un nuevo día. Nos ponemos contentos porque toca otra vez paseo, juego….Volvemos a salir al patio, hay una chica que tengo entendido que se llama Covi, que es la que nos cuida y nos enseña un montón de cosas, nos enseña a sentarnos, tumbarnos, le traemos los juguetes que nos lanza para jugar, atendemos cuando nos llama por nuestro nombre…con los más tímidos tiene mucha paciencia, yo no se como lo hace, pero ellos acaban disfrutando como nosotros.

Phoebe jugando en el patio

Phoebe jugando en el patio

Después de una buena sesión de juego, uno a uno vamos pasando por la revisión diaria que nos hacen, nos peinan, nos asean y si notan que algo va mal siempre viene el veterinario y soluciona nuestros problemas.
Solemos estar tan cansados que nos vamos retirando a nuestras habitaciones para dormir una buena siesta.
Una vez había un abuelete y lo cuidaban de una manera especial, lo sacaban al patio en el colo, paseaban con el tranquilamente, le daban una comida especial y a veces ¡nos poníamos celosos porque le daban muchos mimos!
Ya cuando empieza a oscurecer volvemos a salir, paseamos y cenamos, nuestra habitación esta lista para pasar una noche tranquila, nos apagan la música, nos dan una galletita, las buenas noches y dormimos tranquilos y reponemos fuerzas para pasar un nuevo día con mucha energía.

Si llueve y hace mucho frío salimos fuera para hacer nuestras necesidades, pero luego nos secan con unas toallas y podemos jugar dentro porque también hay un patio muy grande.”

Molly

Molly jugando a la pelota

Después de escuchar atentamente todo esto me siento súper contenta. Sé que en Abros me van a cuidar muy bien, ojala mis dueños entendieran nuestro idioma, para que ellos no se preocuparan, encontraré la forma de explicárselo.

2

Si quieres saber mas sobre Abroslar: http://wp.me/p1Doih-Ey

Si aun no tienes un plan de salud y quieres saber en que consiste: http://wp.me/p1Doih-ab

Texto: Covadonga Suárez Tesouro

Fotos: Natalia De Evan Freijedo y Alba González González

Agradecemos a nuestros peludos amigos y a sus propietarios el permitirnos publicar sus fotos

Logo residencialogo definitivo