Otitis externa

Publicado: 24 julio, 2015 en Las enfermedades que afectan a nuestras mascotas
Etiquetas:, , , , ,

La otitis externa es por definición una inflamación del epitelio de revestimiento del conducto auditivo externo que puede cursar de manera aguda o crónica.  Ya que las causas que la provocan son muchas y muy variadas, es una de las principales causas de consulta en la clínica diaria.

foto 9

Esta patología suele aparecer tras la alteración del microclima del conducto auditivo externo, ya sea por variaciones climáticas (humedad y temperatura), anatómicas (orejas caídas) o por algunas enfermedades sistémicas (alergias alimentarias, atopia…). Estas alteraciones, si bien no inducen la otitis directamente, facilitan la colonización del conducto auditivo externo por microorganismos patógenos u oportunistas.

Hagamos un repaso anatómico al oído canino lo que nos hará entender el porque de la alta prevalencia de esta patología. Recordemos que el cartílago auricular tiene forma de embudo  y el canal auditivo primero vertical y luego horizontal tiene forma de “L” lo que dan una mayor agudeza auditiva  pero dificulta la ventilación, aumenta la humedad  y la oscuridad creando un ambiente propicio para la proliferación de bacterias y levaduras.

foto 1

Al ser una patología multifactorial con factores desencadenantes o causas primarias que son el origen de la otitis, factores perpetuantes que agravan o cronifican el problema y factores predisponentes que hacen más fácil su aparición, organizaremos el articulo explicando los casos de otitis externa más comunes en la clínica diaria. con sus síntomas más frecuentes. Así nos encontramos:

  1. Otitis por cuerpo extraño:

En nuestra zona la época de primavera y verano es donde se presenta con mayor frecuencia esta patología, que está causada por la introducción en el conducto auditivo de espigas o semillas en perros que viven o pasean por parques, fincas o entornos rurales.

Los síntomas   principales de esta otitis son:

– aparición súbita

– normalmente unilateral

– ladeo de cabeza, sacudida constante de las orejas

– dolor al palpar el exterior de la oreja afectada

El diagnóstico se basa en la exploración mediante un otoscopio  donde detectaremos la presencia del ” cuerpo extraño”.

foto 3El tratamiento consiste en la extracción del ” cuerpo extraño “, siempre bajo sedación con el fin de evitar dolor en la manipulación y riesgo de perforación del tímpano. Asimismo se valorará si hay presencia de secreción anómala y en función del objeto y el tiempo que lleve alojado en el canal la prescripción de tratamiento tópico asociado.

2. Otitis parasitaria

El causante de esta otitis es un ácaro denominado Otodectes cynotis. El ciclo biológico del parásito se desarrolla por completo en el conducto auditivo externo del perro al que parasita, pasa por cuatro estadios: huevo, larva, proto y trito ninfa.  Los adultos viven unas cuatro semanas. Es un parasito que se alimenta de los detritus superficiales y del cerumen. Se contagia con mucha facilidad entre perros por contacto directo entre ellos o con elementos ambientales ( camas, casetas, comederos ,etc…) utilizados por perros parasitados.

foto 4

Los síntomas que provoca son:

  • Picor muy intenso, lo que hace que el perro rasque y sacuda las orejas de manera continua y violenta.
  • Presencia de una secreción ceruminosa oscura, con una coloración café muy abundante en el conducto auditivo formada por sangre, cerumen y exudados.
  • Heridas y costras en el pabellón auricular producidas por el rascado.

El diagnostico se basa en la observación directa al microscopio  de una preparación de la secreción del conducto con una gota de aceite mineral

Las alternativas de tratamiento incluyen tratamientos tópicos locales, mediante pipetas o incluso sistémicos valorándose en cada caso.

  1. Otitis bacteriana

Este tipo de otitis se encuadra dentro de las más dolorosas y con más riesgo de propagarse hacia el oído medio e interno siendo los síntomas en estos casos más graves.

Dentro de las infecciones óticas bacterianas el staphylococcus intermedius es el agente causal mas importante. Suelen ser infecciones monomicrobianas ( causadas por una sola bacteria).

Otros agentes importantes comola Pseudomona aeruginosa, streptococcus sp y staphylococcus sp . suelen estar asociados a procesos mas crónicos.

Muchos casos de infecciones bacterianas son secundarias a otras enfermedades o factores predisponentes. Aun cuando el tratamiento esté dirigido a la infección bacteriana, debe intentarse identificar y tratar la causa fundamental.

foto 5

En cuanto al tratamiento la primera etapa es una limpieza completa del oído, seguida de terapia tópica antibacteriana, la elección del antibiótico debería ser específica para cada individuo

En los perros con otitis externa bacteriana crónica que no ha habido respuesta, está indicado el cultivo y antibiograma para ayudar a seleccionar el antibiótico adecuado. Los corticoides de uso local, están indicados inicialmente en casi todos los casos de otitis externa, pues ayudan a disminuir la inflamación, exudación y la secreción glandular asociada a la otitis.

Las otitis por Pseudomonas o los Proteus  son a menudo difíciles de controlar. Las preparaciones óticas que contienen gentamicina son el tratamiento de elección para las otitis producidas por estas bacterias. Otra alternativa para el tratamiento de estos gérmenes, es la aplicación local de ácido acético al 1 ó 2%. En general, en cualquier caso de otitis externa, el tratamiento debe ser realizado por lo menos durante dos semanas.  Cuando se usan antibióticos, especialmente Gentamicina, es importante realizar una limpieza previa del oído, pues el fármaco puede ser inactivado por el pus. La respuesta a la terapia puede ser evaluada mediante el estudio citológico de muestras obtenidas del conducto auditivo. Una respuesta positiva, significa que las bacterias yneutrófilos están eliminados. Debido a que muchos casos de otitis externa son secundarios a factores predisponentes o relacionados con otras patologías, la terapia preventiva puede ayudar a prevenir exacerbaciones. De acuerdo al tipo de otitis, el uso semanal de astringentes o agentes cerumenolíticos pueden ser de utilidad.

  1. Otitis por malasezzia

La levadura M. PACHYDERMATIS es la causante de esta otitis si bien está considerada como residente normal en la piel y de hecho ayuda a que no puedan proliferar otros hongos mas patógenos puede convertirse en  causa de otitis  si se altera el equilibrio natural  por causas tan variadas como exceso de pliegues cutáneos y orejas caídas en determinadas razas,  enfermedades alérgicas, terapias prolongadas con antibióticos o corticoides, problemas hormonales , etc. .

Suele ser una otitis que afecta mayoritariamente a perros adultos, no hay predilección sexual ni de edad, pero si hay una predisposición en determinadas razas como el west Highland White terrier, caniche, basset hound, labrador, golden retriever, pastor alemán, shar pei.

Si no se trata adecuadamente es de las otitis que más pueden cronificar persistiendo durante meses.

foto 6

Los síntomas que podemos detectar son:

  • Inflamación , hiperpigmentación e hiperplasia ( aumento del grosor) del conducto auditivo que adquiere una coloración grisácea de aspecto polvoriento en lesiones secas o bien con presencia de seborrea grasa.
  • Las enzimas proteolíticas liberadas por la levadura pueden estimular las terminaciones nerviosas directamente y causar sensación de prurito
  • Aumento de las secreciones ceruminosas de color marronaceo y característico olor rancio

El diagnóstico suele realizarse mediante citología , bajo un aumento de 400x. Se considera normal la presencia de alrededor de 10 malassezias por campo, por lo tanto solo su presencia no es indicativo de infección, si lo es un número mayor asociado a la sintomatología clínica.

El tratamiento siempre tiene que ir asociado a la identificación y tratamiento de las causas primarias ( alergias, parásitos…). Tiene que ir encaminado a recuperar el equilibrio del ecosistema del oído y se combinan normalmente  un tratamiento antifúngico y algún limpiador ótico que son sustancias que suavizan y emulsionan la cera y los lípidos.La limpieza es necesaria para eliminar restos que puedan interferir con la eficacia de los agentes tópicos y para reducir los residuos inflamatorios.

  1. Otitis alérgica

Hasta en un 30% de los casos de alergia, la otitis externa es el primer y único signo clínico detectado durante la visita al veterinario. Hasta un 83% de los animales con atopia presentan otitis externa asociada. Después de la atopia, la alergia alimentaria es la segunda reacción de hipersensibilidad que afecta con mayor frecuencia a los oídos. Con relación a la dermatitis alérgica a la picadura de las pulgas se discute su participación como causa primaria de otitis externa aunque puede contribuir sumándose al resto de hipersensibilidades. La alergia por contacto puede estar ocasionada por el tipo de fármacos óticos empleados. Los animales que la presentan son aquellos en los que el cuadro clínico empeora durante el tratamiento tópico.

foto 8

Los síntomas de esta otitis son:

– prurito intenso, es lo más llamativo , hay un cosntante sacudir de orejas y rascado que pueden llegar a provocar  heridas y alopecias autoinducidos en los pabellones auriculares

– eritema  en todo el canal que aparece rojo e irritado

   6. Otras causas de otitis

Otras causas menos frecuentes de otitis incluyen defectos de queratinización, esto es una alteración genética en la que se desarrolla una hiperplasia ( engrosamiento) de la piel, de las glándulas sebáceas y un aumento de los ácidos grasos y ceras no esterificadas que  generan un secreción defectuosa que constituye  un buen substrato para el crecimiento bacteriano y fúngico. Las razas predispuestas son cocker spaniel, pastor aleman y doberman.

Alteraciones hormonales ( el hipotiroidismo principalmente) se manifiesta con una otitis ceruminosa, también se asocia este tipo de otitis a tumores de células de sertoli, problemas ováricos y síndromes de feminización en machos.

Algunas enfermedades autoinmunes como penfigo o lupus, virus o incluso reacciones a determinados medicamentos son causas también de otitis.

foto 9-2

Para finalizar debemos recordar que  las otitis representan entre el 5 al 10 % de las consultas al veterinario. Hay una amplia variedad tanto de causas  como de síntomas que puede presentar un perro con esta patología. Así que la exploración rutinaria, el mantenimiento y el uso de soluciones de limpieza adecuados y sobre todo la detección y el tratamiento precoz  evitará la cronificación y empeoramiento de los problemas de nuestros compañeros. Cualquier duda que se nos presente debemos consultarla con nuestro centro veterinario que nos ayudará a evitar o si no es posible a tratar esta patología.

Marta Fernández Llano

Veterinaria hospital veterinario Abros

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s