Hola, soy Bicho, un mestizo de ocho años muy tragón y juguetón y hace un año lo pasamos muy mal, tanto yo como mis amos. Esta es mi historia.

BICHO
En octubre de 2013, fuí a Abros porque tengo contratado un plan de salud(abrosalud) en donde me hacen pruebas dos veces al año para prevenir y detectar enfermedades en estados precoces. Me hicieron una exploración completa, radiografía de tórax, ECG, analíticas y ecografía de abdomen. Todo bien, salvo que en esta última me detectaron una gastritis leve, con una imagen anormal del páncreas. Me pusieron a dieta, privándome de mis chuches favoritas, pero a pesar de ello siguieron los vómitos, perdí el apetito y tenía tanto dolor de barriga que me hospitalizaron, me hicieron más pruebas y acabé en quirófano, para extirpar un nódulo en el páncreas, y al hacerle la biopsia, el resultado fue carcinoma pancreático (según me dijeron un tipo de tumor maligno).

BIOPSIA
Lo peor había pasado. Pero entonces, ¿por qué seguía costándome tanto tragar? ¿Por qué me dolía al comer? Algo no iba bien. Me hicieron una endoscopia esofágica donde se veía que había zonas tan estrechas que no pasaba ni el tubo de la endoscopia.

Vista de la estenosis esofagica.

Vista endoscópica de la estenosis esofagica.

Imagen radiográfica de la estenosis esofágica

Imagen radiográfica de la estenosis esofágica

 

 

 

 

 

 

¿Por qué? Las causas podía ser dos, cicatrices de úlceras esofágicas, provocadas por los vómitos y reflujo crónico o metástasis tumorales. La solución era realizar un TAC para diferenciarlo (hospital Rof Codina de Lugo) donde se descartó que la causa fuesen tumores.

TAC

Era necesario dilatarme el esófago y para ello tenían que venir unos especialistas de Madrid con un equipo especial para realizarlo. Mis amos decidieron ir a por todas, a pesar de los riesgos que tenía el tratamiento.

Dilatación esofágica

 

(Mediante una sonda que se llena con suero a presión, conseguimos la dilatación de la estenosis esofágica, produciendo la rotura de las adherencias y fibrosis de la pared esofágica. Todo el proceso es controlado mediante visualización endoscópica)
Imágenes cedidas por Jose Sampayo

Otra vez quirófano. Me dilataron el esófago y me pusieron una sonda gástrica para alimentarme durante un mes, ya que no podía tomar nada por boca. ¡Con lo que me gustaba comer!

Aspecto de la sonda gastrica colocada

Aspecto de la sonda gastrica colocada

Imagen radiográfica de la sonda colocada

Imagen radiográfica de la sonda colocada

El 24 de Diciembre mis amos decidieron que pasaba las navidades en casa con ellos. Tan pronto llegué me quise comer las bolas del árbol de navidad, con la alegría que tenía. En fin de año me quitaron la sonda y empecé a tomar comida líquida por boca. La aventura me había hecho bajar siete kilos (de 15.3 a 8.5 kg). A día de hoy, con 12 kg, comiendo sólo comida líquida, soy feliz con los míos, incluso pude asistir a la boda de mi ama. Sigo haciéndome controles para ver qué hace mi páncreas, pero de momento todo bien y va para un año.
Esta historia está dedicada a la fortaleza de Bicho y a la perseverancia de su familia.

IMG_0230

Si quieres saber mas sobre como Abrosalud puede ayudar a tu mascota, pincha en el enlace: https://elblogdeabritos.wordpress.com/category/abrosalud/logo definitivo

Mary Gómez Gónzalez

Veterinaria cirujana Hospital veterinario Abros

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s