Rabia

Publicado: 21 junio, 2013 en Las enfermedades que afectan a nuestras mascotas
Etiquetas:, , , ,

La rabia es una enfermedad aguda infecciosa viral del sistema nervioso central. Provoca una encefalitis aguda que tiene un fatal desenlace. Casi todos los individuos que son afectados por el virus de la rabia mueren. Este virus afecta a mamíferos, incluido el ser humano, transmitiéndose principalmente mediante la saliva.

Podemos encontrar rabia en prácticamente todos los lugares del mundo, a excepción de Australia. El lugar donde más rabia hay es en Asia, donde mueren más de 30000 mil personas al año por la enfermedad.

El mapa nos presenta la presencia/ausencia de casos de rabia en el año 2007

El mapa nos presenta la presencia/ausencia de casos de rabia en el año 2007

La rabia es una zoonosis, es decir, puede transmitirse de los animales a los seres humanos y entre los animales que destacan en la transmisión del virus al hombre están los perros, gatos, murciélagos, zorros, hurones y lobos, entre otros.

AVEPA ( Asociación veterinarios españoles especialistas en animales de compañía) ha redactado unas recomendaciones como protocolo de actuación frente a la amenaza que supone la rabia.

AVEPA ( Asociación veterinarios españoles especialistas en animales de compañía) ha redactado unas recomendaciones como protocolo de actuación frente a la amenaza que supone la rabia.

Se puede diferenciar la rabia en rabia urbana y silvestre. La rabia urbana suele aparecer en zonas donde la densidad de población de perros es muy alta y se transmite entre perros. En cambio, en la rabia silvestre, el principal transmisor de la enfermedad es el murciélago.

El principal transmisor de la rabia silvestre es el murciélago.

El principal transmisor de la rabia silvestre es el murciélago.

El principal portador de la rabia en todo el mundo es el perro, pero podemos encontrarnos lugares donde el gato transmita en si más que el perro. Antiguamente, por ejemplo en España, el principal vector en la transmisión de la enfermedad eran los zorros y los lobos, pero la población de estas dos especies fue mermando mucho en los últimos años y ahora los dos vectores más comunes son los gatos silvestres y murciélagos.

La rabia es un virus que no es muy resistente en el medio ambiente. (Existen virus que pueden permanecer activos mucho tiempo en el medio ambiente, donde podemos hablar incluso de años, en cambio el virus de la rabia es un virus bastante lábil que no sobrevive más de 24 horas en el medioambiente).

Microscopía electríonica del virus causante de la rabia

Microscopía electríonica del virus causante de la rabia

La vía de transmisión es principalmente por mordeduras, aunque existe la posibilidad de infectarse, si la saliva entra en contacto con mucosas o heridas que tengamos en la piel. (Se ha documentado algunos casos donde incluso se han infectado personas con el virus por el aire en cuevas con una densidad muy alta de murciélagos en ellas).

Desde que un animal es mordido por otro, pueden tardar en aparecer los síntomas desde 5 días a un año. Lo normal es que aparezcan los síntomas 20 días después de ser mordidos. El virus, una vez que penetra en el cuerpo y viaja por los nervios hasta el cerebro, donde provoca la encefalitis.

Esta imagen nos muestra la estructura del virus de la rabia

Esta imagen nos muestra la estructura del virus de la rabia

En el perro se suelen diferenciar tres fases de la enfermedad.

  1. Fase Prodrómica: Se caracteriza por nerviosismo, ansiedad y que se aparta de nosotros el perro. Puede haber fiebre. Se produce  una alteración en la conducta, así un perro que normalmente es amigable con nosotros, se transforma en agresivo. Esta fase suele durar solo unos pocos días.
  2. Fase furiosa: No siempre la tienen los perros. En esta fase el perro es muy sensible a los estímulos visuales y auditivos. Intentan evitar estar expuestos al sol y a los ruidos, así un perro con rabia busca la oscuridad.  Parece que tienen más actividad de la habitual, pueden tener convulsiones e incluso morir. Suele durar también unos pocos días.
  3. Fase paralítica: Tampoco se presenta en todos los cosas como la anterior. Hay parálisis de los músculos de la cabeza y del cuello.
    Cuadro en fase terminal de rabia

    Cuadro en fase terminal de rabia

    Al tener esa parálisis de los músculos, el perro es incapaz de tragar y así tenemos la típica imagen de perro rabioso que tiene mucha espuma en la boca. No es que aumente la producción de saliva sino que simplemente la saliva que produce no la da tragado. También suelen aparecer con la boca abierta por la parálisis de la mandíbula. En ocasiones hay parálisis de los músculos que actúan en la respiración y así muere por una insuficiencia respiratoria. Está fase también se suele llamar “fase muda” ya que en este estadío suelen perder la habilidad de ladrar. Antes de llegar a ser mudo, el dueño nota que el timbre del ladrido cambia progresivamente.

Para saber si un perro tiene la rabia o no la tiene, necesitamos hacer un estudio inmunohistológico del cerebro con lo cual hay que eutanasiar previamente al animal. Actualmente se intenta diagnosticar la rabia en etapas tempranas mediante pruebas como es análisis por PCR sin tener que llegar a la muerte del animal.

No hay ningún tratamiento curativo de la rabia, una vez que el animal presenta los síntomas de la enfermedad. La prevención mediante vacunación es la clave en el control de la rabia.

Daniel López Capas

Veterinario Hospital veterinario Abros

Anuncios
comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s