Dilatación-torsión estómago

Publicado: 10 junio, 2013 en Las enfermedades que afectan a nuestras mascotas
Etiquetas:, , , , , ,

La dilatación gástrica se caracteriza por una distensión notable del estómago por acumulación de gases, líquidos o por ingesta abundante de agua y alimentos. La torsión de estómago consiste, en primer lugar, en una dilatación de estómago que después puede conducir al giro del estómago. Si el giro del estómago es menor de 180 grados se llama torsión y si es mayor de 180 grados se llama vólvulo.

En condiciones normales la acumulación de gases se reduce mediante el eructo, sin embargo en el vólvulo gástrico se produce una torsión del estómago sobre su eje longitudinal, obstruyendo completamente el vaciado del contenido gástrico a través del esófago o del duodeno, lo cual produce un trastorno grave de aparición aguda y alta mortalidad asociada.torsion

La supervivencia del paciente depende de la precocidad y eficacia con la que se realice el tratamiento de urgencia adecuado.

Entre las causas que producen una dilación-torsión gástrica distinguimos: factores predisponentes y factores desencadenantes.

            -Factores predisponentes:

-Edad: el riesgo de padecer esta enfermedad aumenta con la edad. Aunque esta patología se observa con más frecuencia en perros adultos y senior, puede presentarse a cualquier edad.

-Conformación: son más propensos a padecer esta enfermedad los perros de razas grandes, con tórax profundo como el Gran Danés, Pastor Alemán, Setter Irlandés, Mastín, Rottweiler, San Bernardo, Weimaraner, Collie, Sabueso…y es más frecuente en machos.

-Laxitud de los ligamentos gástricos: los perros con dichos ligamentos más largos presentan mayor incidencia de dilatación-torsión gástrica, lo cual sería uno de los factores que explica el aumento de la incidencia de esta enfermedad con la edad.

-Trastorno funcional de la unión gastroesofágica, en los que está impedido el reflejo del eructo, por la conformación anatómica.

-Gastritis aguda o crónica: favorecen una ingesta rápida de agua y comida y la aerofagia.

                        -Factores psicológicos como el estrés, ansiedad o excitación.

-Dolor crónico en patologías como artrosis, espondilosis y discopatías crónicas favorecen la aerofagia.

-Factores desencadenantes:

-Ingestión de grandes cantidades de comida o agua, así como también la ingestión rápida.

-Frecuencia de alimentación: se ha descrito una mayor incidencia en animales que se alimentan una vez al día.

-Composición de la dieta: incrementan la aparición de esta patología el alimento seco, alimentos ricos en grasas, ya que retardan el vaciamiento gástrico, alimentos bajos en proteínas, ricos en hidratos de carbono, ácido cítrico y calcio.

-Ejercicio después de comer: favorece que se desplace físicamente el estómago, favoreciendo la aparición de un vólvulo.

La sintomatología es muy variada, aunque lo más frecuente es observar continuos intentos de vómito sin éxito, comportamiento anormal, inquietud, ansiedad, posición encorvada, abdomen hinchado y tenso, mucosas pálidas, ausencia de movimientos intestinales, salivación y babeo, rechazan estar sentados o tumbados, debilidad, taquicardia, pulso débil e intentos de defecar improductivos.

La dilatación- torsión gástrica produce efectos a diferentes niveles:

            -Gástrico:

-Hipoxia e isquemia gástrica: el flujo sanguíneo que le llega al estómago es menor debido a que al estar torsionado, se obstruye el flujo venoso del estómago y se producen trombos en la microcirculación gástrica.

-Úlceras gástricas: la hipoxia e isquemia gástrica rompen la integridad del epitelio favoreciendo la aparición de úlceras.

            -Hemodinámicos:

                        -Disminución del retorno venoso por oclusión de la vena cava caudal.

                        -Disminución del flujo sanguíneo que le llega a las vísceras.

-Shock: puede llegar a producirse una endotoxemia y septicemia por translocación bacteriana, como consecuencia de la destrucción de la mucosa gástrica e intestinal, asimismo la reducción del flujo sanguíneo a través de la vena porta impide la eliminación de endotoxinas y bacterias.

                        -Arritmias cardíacas

0003473617

                        -Coagulación intravascular diseminada

-Daño por reperfusión al reposicionar el estómago, debido a la liberación de radicales libres, por los tejidos.

-Trastornos respiratorios debido a la presión ejercida por el estómago dilatado sobre el diafragma y tórax.

-Efectos sobre los órganos abdominales: bazo, hígado, páncreas, intestino y riñón.

El diagnóstico de esta patología se basa en:

            -Historia clínica.

            -Exploración física.

-Radiografía: en el caso de dilatación se observa el estómago lleno de gas, líquido o alimento y cuando hay torsión el estómago está distendido con gas y parece tener un compartimento dorsal y uno ventral, divididos por un tabique horizontal parcial. Este tabique es el resultado del desplazamiento del píloro hacia craneal, dorsal y hacia la izquierda.

031139_20130521_190718.JPG  DILATACION-TORSION GASTRICA

-Pruebas laboratoriales, en las que se observan hemoconcentración e hipopotasemia.

Una vez que se diagnostica una torsión de estómago hay que actuar lo antes posible. Lo primero, ante todo, es estabilizar al paciente mediante medicación y fluidoterapia.  La mayoría de los perros vienen en estado de shock. Se le administran antibióticos de amplio espectro, antiácidos,  antiinflamatorios, analgésicos, sueroterapia de shock y tratamiento específico de las complicaciones que aparezcan.

El tratamiento debe abarcar los siguientes puntos:

            -Manejo del dolor /ansiedad mediante la utilización de sedantes.

            -Fluidoterapia.

            -Soporte cardiovascular: control de las arritmias cardíacas (antes,  durante y después de la cirugía pueden aparecer arritmias, debido a las toxinas que se producen)

            -Soporte respiratorio

-Antibioterapia: se deben administrar por la alteración de la permeabilidad de las mucosas y la posible necrosis de pared gástrica que puede producirse.

-Prevención del shock endotóxico.

          -Descompresión gástrica: Hay dos opciones de disminuir la cantidad de gas del estómago. Una es mediante una sonda oral, si el grado de torsión lo permite, y si no es posible con esta técnica, se punciona con un trocar a través de la pared abdominal, bajo una sedación con relajantes musculares y analgésicos.

            -Control de la isquemia /reperfusión

            -Anestesia y corrección quirúrgica con gastropexia definitiva:

La cirugía consiste en recolocar el estómago en su sitio,  por un lado y por otro lado, fijarlo a la pared del abdomen, para evitar que le vuelva ocurrir este proceso. El acto de sujetar el estómago a la pared abdominal mediante una sutura se llama gastropexia y con ella disminuimos la probabilidad de padecer la torsión de nuevo.

El giro del estómago puede ser en sentido de las agujas del reloj (mesenteroaxial) o en sentido contrario (organoaxial) y una vez que lo recolocamos, el gas que tiene acumulado el estómago en su interior ya no tiene impedimento en salir, tanto mediante el eructo o hacia los intestinos. Tenemos que explorar la pared entera del estómago, ya que puede existir necrosis de diversa consideración. Según la zona que esté afectada se procede a la extirpación de parte de la pared del estómago o no. En ocasiones se extirpa quirúrgicamente más de la mitad del estómago, con lo cual el tamaño final del estómago se ve muy reducido. En ocasiones el daño es tan severo que se ve comprometida la vida del animal. Otro órgano que se afectado con alta frecuencia en este tipo de patología es el bazo que se ve arrastrado al girar el estómago: Si está muy dañado también se procede a su eliminación quirúrgica (esplenectomía).

torsion estomago 1torsion estómago 2

Una vez revisado todos los daños y si hemos llegado a tiempo ( la imagen de la izquierda corresponde a un estómago que ya no va a poder recuperarse, mientras que a la derecha estamos a tiempo de poder intentar la cirugía) de solucionarlos, se realiza la gastropexia, para disminuir las recidivas: Para ello se une el píloro a la pared derecha del abdomen, mediante unos puntos de sutura. En los casos donde no se ha realizado la gastropexia, la recidiva suele estar en torno de un 80% y si se realiza la gastropexia, la recidiva de padecer una torsión de estómago se sitúa por debajo del 15%.

            -Control postoperatorio

Los dos días posteriores a la cirugía, el paciente permanece en cuidados intensivos con sueroterapia y medicación. No se le puede dar de comer hasta que se recupere el estómago, normalmente el día después de la cirugía se comienza a darle comida muy diluida y en cantidades muy pequeñas varias veces al día.

Lo crítico siempre son los primeros días después de la cirugía, ya que puede haber complicaciones, como rotura de la pared del estómago, infecciones, alteraciones cardíacas, CID, daño por reperfusión,…Si conseguimos  superar estos primeros días  después de la cirugía, los cuidados que tenemos que tener son muchos y para toda la vida y deberíamos establecer una serie de medidas higiénico-dietéticas para prevenir la aparición de esta patología:

            -dieta de alta digestibilidad y que no produzca flatulencia.

            -administrar al menos 3 tomas diarias de alimento en pequeñas cantidades.

            -no permitir el acceso al agua en la hora siguiente a cada comida.

            -evitar el ejercicio físico antes y después de las comidas.

            -control del animal en situaciones de estrés.

El tratamiento farmacológico se basa en la administración de ranitidina y metoclopramida en los primeros meses.

 Esta patología es una enfermedad muy grave, que puede acarrear la muerte de nuestra mascota. Para evitarlo, son vitales tratar de evitar en la medida de lo posible los factores que la desencadenan y en el caso de que se produzca, acudir rápidamente al veterinario, porque unas pocas horas en establecer el tratamiento pueden suponer la diferencia entre que podamos o no salvarle la vida a nuestra mascota.

 Cristina Nieto Paredes

Veterinaria medicina interna HVA

Daniel López Capas

Veterinario cirujano HVA

 

 

 

 

Anuncios
comentarios
  1. lila dice:

    Buenas tardes, lei su articulo, a mi perro de raza husky ( 2 años) se le ha operado dos veces por torsion gastrica . Hoy lleva 5 dias de post operatorio y lo complicado que tiene es que vomita mucha baba .. me han recomendado que le de de comer parado en dos patas ya que tambien tiene un megaesofago y darle dos dias helado y ya mañana algo de comida pero el perrito sigue vomitando cada 2 o 3 horas .. Usted que opina ? mi perro tiene animo no se queja esta estable.. solo que pienso si sigue vomitando va a morir ha perdido mucho peso.
    Gracias de antemano
    Lila
    Ecuador.

  2. […] Dilatación-torsión estómago […]

    • Hola, para controlar el problema a largo plazo debes de dar comida muy digestible en pequeñas cantidades varias veces al día, que no beba y coma al mismo tiempo, que no haga ejercicio brusco después de comer y ver que no haya patologías encubiertas como gastritis, pancreatitis,…También es aconsejable administrar procinéticos y antiacidos. En cuanto a la recuperación después de la cirugía es difícil aconsejarte, quién mejor puede hacerlo es tu veterinario, que sabe exactamente como se encuentra tu perro. Espero que pueda recuperarse. Un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s