Convulsiones en perros y gatos

Publicado: 17 agosto, 2012 en Las enfermedades que afectan a nuestras mascotas, Todo sobre tu gato
Etiquetas:, , , ,

TÉRMINOS SIMILARES

Son muchas las veces en que acuden mascotas a nuestro hospital con síntomas que los propietarios denominan “crisis”, “ataques”, “síncopes”, “ataques epilépticos”… En este artículo  no quiero ser purista en cuanto a la denominación, salvo dejar claro que epilepsia es una de las muchas enfermedades que provocan  convulsiones.

¿POR QUÉ SE PRODUCE?

Una convulsión es la manifestación clínica de un desequilibrio de la actividad eléctrica cerebral. La función de las neuronas, que son las células principales del sistema nervioso, es transmitir y procesar información. Esto se lleva a cabo mediante la generación y transmisión de corrientes eléctricas y con la ayuda de unas sustancias químicas llamadas neurotransmisores. Normalmente, en el cerebro existe un equilibrio entre los fenómenos de excitación y de inhibición en las neuronas.

Aunque el mecanismo por el que se origina una convulsión no se conoce en su totalidad, se sabe que tienen lugar debido a un exceso de estímulo excitatorio, a un aumento de la excitabilidad de las membranas celulares de las neuronas y a un fallo en los mecanismos de inhibición. La consecuencia, es un predominio del estado de excitación de las neuronas sobre la inhibición, con lo que se produce una gran actividad eléctrica cerebral descontrolada y esta actividad va a inducir los signos clínicos que observamos en un animal que convulsiona.

TIPOS DE CRISIS                                                                                   

1. Crisis parciales

-se estimulan solo pequeñas zonas del cerebro.

– en veterinaria son más difíciles de detectar por lo que en muchos casos pasan desapercibidas.

-se pueden apreciar: guiños, contracciones del labio superior y movimientos del pabellón auricular uni o bilateral; en otras ocasiones cambios en el diámetro pupilar, hipersalivación, que puede llevar a caída continua de saliva, cambios en el comportamiento  como por ejemplo el del  “ síndrome del perro que caza moscas”( generalmente afecta a razas pequeñas y se caracteriza por movimientos bruscos de mandíbula , como en el intento de dar un mordisco seco a un objeto imaginario que estuviera en el aire)  o el de “ perros que se persiguen la cola”

2. Crisis generalizadas o convulsiones:

-se estimulan todas o amplias zonas del cerebro.

– pueden incluir alteraciones de la consciencia, del control de los músculos y de la micción y defecación.

Según el tipo de crisis que sufre, las zonas afectadas y el tipo de estimulacion eléctrica que se producen son diferentes

 

¿CÓMO ES UNA CRISIS GENERALIZADA O CONVULSIÓN?

  1. Primera fase o pre ictus

–          Se caracteriza por cambios en el comportamiento (agitación, búsqueda del propietario)

–          Dura de unos segundos a varias horas e incluso 1 día.

  1. Segunda fase o ictus

–          Duración muy variable: en función de la intensidad de la convulsión puede ir desde unos segundos a varios minutos. Existen algunos casos en que no cesa hasta que se instaura el tratamiento por el veterinario.

–          Sufre alteraciones en el nivel de consciencia, se pone rígido, se cae al suelo (salvo que suceda durante el sueño), empieza con movimientos de masticación con la boca como si rechinara los dientes, continúa con movimientos de pedaleo de las extremidades (pueden llegar a ser tan violentos que desplaza al animal), puede aparecer salivación, micción y defecación. Las fases de apnea (dificultad para respirar) no suelen ser tan frecuentes como en los humanos, salvo en el caso de los braquicéfalos (bulldog, bóxer…) por su peculiar conformación de la región faringo-laringea. La frecuencia de las contracciones tiende a disminuir con el paso del tiempo, lo que permite saber que la crisis está cesando.

  1. Tercera fase

–          Dura de segundos a días.

–          Puede observarse debilidad, ceguera transitoria, midriasis (dilatación de las pupilas), ganas incontroladas de comer y beber, desorientación, mirada fija, miedo y vocalizaciones sin motivo.

Tenemos que recordar que se pueden producir todo lo anteriormente dicho o partes en función de la intensidad y la causa de la convulsión

ETIOLOGÍA  DE LAS CONVULSIONES

Las causas son muy numerosas de ahí la dificultad de llegar a diagnosticar la enfermedad que origina  esos síntomas.

  1. Vasculares: infartos y  hemorragias en el cerebro
  2. Inflamatorias: bacterianas, víricas (moquillo, rabia, peritonitis infecciosa felina,…), hongos (criptococos), protozoos (toxoplasmosis, neosporas,…),  inflamatorias no infecciosas (meg), parasitosis,…
  3. Trauma: golpes en la cabeza recientes o incluso de 2 años de antigüedad
  4. Anomalías congénitas: hidrocefalia,…
  5. Metabólicas : hipoglucemia (sobredosis de insulina, tumores en el páncreas…), hipocalcemia (perras en lactación,…), hipotiroidismo, encefalopatía hepática (fallo en el hígado) y renal (por fallo en el riñón), …
  6. Intoxicaciones:  plomo (pinturas, masilla, linóleo, plomos de pesca, platos de cerámica mal barnizados,…), etilenglicol (anticongelantes de los coches y disolventes industriales,…), organofosforados, piretrinas y organoclorados, utilizados como pesticidas …
  7. Neoplasias: linfomas, metástasis,…
  8. Degenerativas: enfermedades de acúmulo lisosomal
  9. Epilepsia

¡CUIDADO!  Existen otras enfermedades  que se pueden asemejar a la crisis y que tenemos que descartar antes de llegar a la lista anterior y son las de origen cardíaco (desmayos o síncopes y que generalmente se caen sin actividad muscular. Para su diagnóstico tendríamos que monitorizarlo con un Holter),  origen respiratorio (sobre todo en braquicéfalos y que cursan con  apnea y mucosas azuladas), narcolepsia o enfermedad del sueño (cesan cuando se despierta el paciente).

PRUEBAS A REALIZAR

Existe un protocolo de actuación, en el que se necesitará hacer todas o parte de las siguientes pruebas:

  1. Historia completa del paciente: Edad, raza, sexo, alimentación, habitat, contacto con otros animales, posibilidad de exposición a fármacos o tóxicos, estado vacunal y de desparasitación,  posibles traumatismos, parto reciente, enfermedades anteriores…
  2. Información detallada sobre la convulsión:

Presentar una grabación de la crisis, saber si sucedió después de comer, después de un ejercicio o situación de estrés, cuanto duran, cuando le sucedió la primera (si hubo más),  el paciente está normal entre cada crisis, existe antecedentes familiares

  1. Examen físico completo:

Auscultación cardiaca, pulmonar, color mucosas, tamaño ganglios linfáticos, palpación abdominal, exploración ocular…

  1. Examen neurológico
  2. Pruebas diagnósticas complementarias

Hematología

Bioquímicas

Serología

Cultivos bacterianos y fúngicos de sangre

Urianálisis

Radiografía torácica

Ecografía abdominal y de encéfalo en hidrocefálicos

Análisis de líquido cefalorraquídeo

Electroencefalograma (eeg)

Resonancia magnética (RM), TAC

Biopsia encéfalo

La elección de las  pruebas complementarias vendrán determinadas por la información que consiga el veterinario en los primeros cuatro pasos sobre todo la que le va aportar el dueño de la mascota.

TRATAMIENTO DE LAS CONVULSIONES EN GENERAL

Evidentemente el tratamiento eficaz va a ser el específico en función de la causa que las provoque (si es por hipoglucemia restaurar el nivel de glucosa, si es por intoxicación de insecticidas poner atropina, provocar el vómito…).

A veces algunos pacientes se presentan en” status epilepticus”, es decir, crisis que duran más de 10 minutos o que en intervalo entre ellas en muy corto y que necesitan una hospitalización de urgencia. En este caso se intentará que cesen las convulsiones con fármacos como diazepan (valium), fenobarbital (luminal), o pentobarbital para conseguir una sedación y se instaura una fluidoterapia,  monitorizando en la UCI la respiración, frecuencia y ritmo cardiaco, temperatura, presión sanguínea, nivel de glucosa, control de la orina , posible aparición de edema cerebral y control de la recuperación de la sedación.

TRATAMIENTO ESPECÍFICO EN EL CASO DE LA EPILEPSIA

La epilepsia  suele aparecer en los primeros cinco años de vida y aunque se puede dar en cualquier raza e incluso en mestizos, es más frecuente en Pastor Alemán, Labrador, Golden Retriever, Beagle, en los cuales se ha demostrado su carácter hereditario por lo cual no se aconseja su reproducción.

Al inicio, las crisis son muy esporádicas, pasan meses entre ellas, pero con el tiempo pueden hacerse más frecuentes.

Los fármacos más utilizados para el tratamiento son el fenobarbital y el bromuro potásico, solos o combinados. El uso de uno u otro vendrá determinado según el estado del paciente. Existen otros medicamentos (levetiracetam) que se empiezan a utilizar puntualmente, pero que su uso no está generalizado, debido a su precio o a que aún están en fase de experimentación.

Los fármacos usados en el tratamiento de la epilepsia han de seguir unas pautas extrictas en su administración y controles de sus niveles séricos y efectos secundarios.

¿Cuándo se empieza a tratar el perro epiléptico?

Generalmente cuando las crisis aparecen con la frecuencia de 1 vez al mes o si son menos frecuentes pero con una duración de más de 10 minutos

¿Por qué se espera  tanto en tratar la epilepsia y no se hace desde el primer ataque?

1.            Se tiene que estar seguro de que es epilepsia porque cualquier otra etiología no respondería al tratamiento.

2.            El tratamiento no es curativo, su fin es reducir la frecuencia y duración de los ataques.

3.            El tratamiento debe ser administrado correctamente día tras día, porque la suspensión de varias tomas puede desencadenar un ataque más violento.

4.            Probablemente el tratamiento sea necesario durante su vida.

5.            El perro debe ser supervisado a intervalos regulares tanto por los efectos secundarios que pueden provocar (problemas hepáticos) como para controlar los niveles terapéuticos en sangre del medicamento.

6.            Cada paciente responde de una forma distinta al tratamiento.

7.            El perro puede estar afectado por “epilepsia refractaria” con lo cual no responderá al tratamiento.

¿QUE HACER ANTES UNA CONVULSIÓN?

  1. Aunque es una situación muy difícil debemos mantener la calma.
  2. Intentar tranquilizar a nuestra mascota hablándole y acariciándole suavemente.
  3. Intentar apartar todos los objetos que existan a su alrededor para que no se lastime.
  4. Mantener fresco el ambiente a su alrededor.
  5. No meter nuestra mano ni ningún otro  objeto en la boca ya que ellos no se muerden la lengua, como sucede en los humano;  si es una raza con dificultad respiratoria y se le nota la lengua violácea traccionarla un poco y suavemente hacia afuera, agarrándola por la punta.
  6. Administrar la medicación recomendada por el veterinario si fuera el caso.
  7. No taparlo.
  8. No darle de beber en la fase de recuperación.
  9. Y lo más difícil, si aun no se tiene el diagnóstico, acordaros de grabarlo para llevárselo al veterinario. Este es el mejor ejemplo de que vale más una imagen que mil palabras.

Mary Gómez González

Departamento neurología Hospital veterinario Abros.

.

Anuncios
comentarios
  1. Sara dominguez dice:

    Yo vivo en el DF y quisiera. Saberen donde se encuentran ya wue yo recigi de la calle a una perrita de aproximadamente 5o6años y ptesenta ezte tipo de problema y me gustaria poderla syenfer y quisiera saber el costo de los edtudios que se requieren

  2. Elena dice:

    He leído el artículo y me parece de gran interés y muy completo, pero que pasaría si las convulsiones no cesan tras 6 horas, una hospitalización de urgencia,, tratamiento con fluidoterapia, valium e insulina (por tratarse de un can diabético con 14 años)

    • Hola, lo primero que hay que hacer es encontrar la causa de las convulsiones y tratarla. Para que remitan las convulsiones, ademas, podemos usar farmacos mas potentes que el valium, como pueden ser barbituricos como pentobarbital o fenobarbital y si asi aun no remiten, podemos recurrir a la anestesia inhalatoria al tiempo que detectamos la causa de la convulsion para tratarla. Un saludo

  3. […] Convulsiones en perros y gatos […]

  4. rocky dice:

    Las indicaciones me son muy validas,lastima no haberlo sabido antes de la 1ªcrisis.
    Me parece fundamental grabarlo,si lo hubiera sabido ,podrian haberlo grabado las personas que me ayudaron.
    Si me vuelve a pasar,ya estoy preparada.
    Gracias,un saludo,Ana Renard.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s