El origen del gato

Publicado: 29 agosto, 2011 en Cosas Interesantes, Todo sobre tu gato

El origen de los gatos se remonta a 12 millones de años, momento en que los felinos comenzaron a poblar la Tierra.

Abritos trabajando en su ordenador

Sin embargo, fue hace 4000 años cuando empezó su domesticación. En aquellos tiempos,  los egipcios decidieron utilizarlos para mantener a las ratas lejos de sus almacenes de maíz.

Después, otras antiguas civilizaciones empezaron a usarlos como animales domésticos y fueron los fenicios quienes los llevaron a Italia, desde donde se extendieron al resto de Europa. Aunque se asociaban con el diablo durante la Edad Media, el gato se convirtió en un animal casero muy popular en todos los rincones del mundo, en el siglo XVIII.

Las diferentes especies de gato se han encontrado en todo tipo de clima y en todos los continentes, excepto Australia, la Antártida y algunas islas donde no pudo llegar por sus propios medios. El hombre fue quien se encargo de llevarlo  a regiones como Australia y Nueva Zelanda, entre otros, donde se vieron resultados devastadores, debido a que, el gato principió la extinción de muchas especies nativas, que no estaban acostumbradas a este tipo de animal de caza.

En la actualidad existen aproximadamente 35 especies de gatos que se pueden clasificar en 4 grandes grupos: Pantera ( Gatos grandes) , Felis ( Gatos pequeños),  Acinonyx   ( Chita ) y Neofelis ( Leopardo manchado).

Diferentes razas de gatos, distribuidas por todo el mundo

Podemos  destacar varias teorías acerca del verdadero origen del gato doméstico:

Una de las teorías es que el gato salvaje en su proceso evolutivo sufrió una mutación genética que dio lugar al gato domestico, y que le impide llegar a una verdadera edad adulta. Algunos científicos piensan que el gato domestico actual nunca llega a ser completamente adulto y por esta razón, definen la teoría de la mutación genética.

Puesto que, según estudios, el gato salvaje adulto presenta comportamiento extremadamente solitario y agresivo hacia el hombre, mientras el comportamiento del gato domestico adulto es similar al de un gato salvaje que comienza la etapa en que pasa de cachorro a adulto.

La aceptada por la mayoría de los científicos es la que presenta al gato salvaje africano Felis Silvestris Lybica (más conocido como gato africano Guantado) como el antepasado del gato domestico actual. Se acepta más esta teoría porque existen más y mayores pruebas de que en Egipto fuera la primera parte del mundo donde se domesticó, y fue el lugar propicio de donde mejor se logró la expansión de este animal hacia el resto del mundo.

Cuenta la leyenda que, en el momento de la Creación, todos los animales se pusieron en fila, y cada uno a su turno, le pedían a Dios el atributo que más querían. El pavo real deseaba belleza; la gacela, rapidez; el león, coraje; el caballo, gracia; y así cada uno hizo su pedido. El gato, que era el último de la fila, escucho bien todos los pedidos, y cuando llego su turno, pidió un poco de cada uno de esos atributos, sin dejar de lado ninguno. Esta es la causa por la que el gato se convirtió en uno de los animales más perfectos.

Otra leyenda de origen griego dice que, la diosa Diana creó el gato para ridiculizar al león que había sido creado por su hermano Apolo.

La leyenda de origen musulmán dice que el gato nació a partir de la pasión que sintió un sino por una leona soberbia que a su vez le respondió de igual forma, dando como resultado el gato doméstico.

La mitología egipcia cuenta que Ra, dios del sol, cansado de la rebelión de los hombres, envió a su hija, que tomo el aspecto de una leona, Sekhnet, furiosa y sanguinaria. Ésta, por iniciativa propia, comenzó a aniquilar a los humanos. Entonces Ra tuvo que enviar a un guerrero, Onuris, que amansó a Sekhnet, convirtiéndola en Bastet, una diosa maternal que se hizo muy famosa en el pueblo egipcio. Bastet se convirtió así en la diosa de la música, la danza, la alegría y la maternidad. Era representada como una mujer con cabeza de gata o como un felino sentado, de cuello esterilizado. De todas las razas de gatos actuales, el Abisinio, sería el más parecido a esa representación.

Fue en el antiguo Egipto donde los gatos alcanzaron su máximo esplendor y los pobladores de esta civilización lo elevaron a la categoría de dios. Este mismo pueblo tenia leyes que prohibían la exportación de este animal, es más, los ciudadanos estaban obligados a, si se encontraba algún ejemplar más allá de las fronteras de su país, llevarlo consigo a su patria.  Ocasionar la muerte a un minino se castigaba con la pena de muerte del responsable, aunque se hubiera producido de forma accidental, y cuando un gato doméstico moría, los miembros de la familia se enlutaban y se rapaban las cejas en señal de dolor. Las familias pudientes hacían momificar los cuerpos de sus gatos fallecidos (en 1890, en Berni Hassan, se descubrió un antiguo cementerio de gatos en el que se llegaron a contar 300.000 momias de gatos embalsamados).

Fueron los marinos los que sacaron a los gatos de Egipto y los llevaron por todas partes del mundo, especialmente por Asia. De hecho, ya en el 500 a. C. eran comunes en China. Primero eran de la nobleza, después del pueblo. La raza persa es originaria de Irán y el Siamés, de Tailandia.

Durante la época de esplendor del imperio Romano fue un autentico símbolo de victoria.

Los de color negro fueron víctimas de la iglesia Católica, que los relacionaban con los ritos paganos. De hecho, en el siglo XV se extendió la creencia de que eran animales de ritos diabólicos y brujerías. Por ello, la simple posesión de un gato, sobre todo si era negro, bastaba para acusar a una persona de brujería. Esta absurda relación les valió para ser perseguidos y asesinados.

En Inglaterra, Francia y Alemania, el día de Todos los Santos comenzaba con la quema de cajas y sacos llenos de gatos vivos y en el siglo XVII, tras una implacable persecución, ya casi no había felinos en Europa, pero esto propicio la multiplicación de roedores, lo que trajo consigo la peste. Fue el propio Napoleón, nada amante de los gatos, el que se vio obligado a alabarlos públicamente y a animar a su cría y protección, como único remedio para acabar con la plaga de ratas que estaba asolando el país.

Para los marineros, los gatos dan buena suerte. Sus supersticiones les llevan a tener a bordo de la nave gatos que les acompañan durante la travesía y que alejan las ratas del barco. Existen muchas mas supersticiones relacionadas con los gatos:

Es de buena suerte

– Ver un gato de tres colores, para los indonesios.

– Tocar tres veces el lomo de un gato negro, con los tres dedos centrales de la mano derecha.

– Contar los gatos en el trayecto de un camino.  Si suman siete, se tendrá un día venturoso y afortunado.

Es de suerte adversa:

– Ver gatos negros (especialmente si cruza el camino), blancos o los nacidos en mayo.

– Tener gatos cerca de los bebés en casa.

– Dejar caminar un gato por un escenario.

– Soñar con ellos, especialmente en Navidad, ya que puede pronosticar una enfermedad grave.

– Dejar que un gato suba a la cama de un enfermo.

– Ver dos gatos negros maullando dentro en una casa donde uno de sus integrantes esté  embarcado.

¡Un gato no es un perro pequeño! Cazador empedernido, el gato ha conservado a raíz de esta práctica sus características originales de estricto carnívoro. Esta autenticidad explica la atracción que ejerce sobre muchos de nosotros este excepcional compañero, y condiciona el respecto por sus particularidades.

En nuestro mundo urbanizado, el gato transmite, para nuestro deleite, la magia de los grandes felinos: flexibilidad del lomo, nobleza al andar y luminosidad en la mirada. No debemos privarnos de ella. En Francia, un hogar de cada cuatro posee al menos un gato. Más de ocho millones de pequeños felinos vivirán en ese país en el siglo XXI y, aunque una gran parte de esta población la constituyan los “gatos comunes”, la fascinación permanece intacta.

Covi Suarez Tesouro

Silenciosos, elegantes, y siempre rodeados de un halo de misterio

Anuncios
comentarios
  1. dice:

    me ayudo en mis estupideces xD

  2. eta super bacan me sirbio de mucho

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s